Definición de almohada

Con orígenes etimológicos en la lengua árabe, el concepto de almohada se utiliza con referencia al objeto relleno con materiales mullidos que una persona utiliza para apoyar su cabeza mientras está acostada en la cama. Se trata de una especie de almohadón o de colchón de dimensiones reducidas.

Almohada

Por ejemplo: “Cuando me acuesto a ver la televisión, suelo utilizar dos almohadas para estar más cómoda”, “Tengo la costumbre de dormir abrazado a la almohada”, “Las almohadas de plumas son mis favoritas”.

Lo habitual es que un individuo duerma sobre una cama, una estructura hecha de madera o de metal. Sobre este mueble se coloca un colchón, que es una pieza elástica y blanda sobre la cual el sujeto se acuesta. La almohada se ubica en un extremo del colchón: de este modo, la persona coloca la cabeza sobre la almohada, mientras que el resto del cuerpo queda ubicado en el colchón. Para abrigarse, puede cubrirse con sábanas, frazadas o mantas.

Gracias a la almohada, es posible conservar la columna vertebral recta, ya que el espacio que queda en el cuello es rellenado. Quien se acuesta, además, puede relajar los músculos del cuello y de otras regiones corporales debido a que la cabeza descansa sobre la almohada.

Por lo general de forma alargada, las almohadas disponen de un relleno blando (hecho con plumas, fibras o látex), que está protegido por una funda interior. Para cubrir esta funda, se emplea otra que puede contar con cierre o cremallera para que sea posible extraerla.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de almohada (http://definicion.de/almohada/)

Definiciones Relacionadas