Definición de alto rendimiento

Se llama rendimiento a la utilidad, el beneficio, la compensación, la eficacia o el producto que otorga algo o alguien. El adjetivo alto, por su parte, se asocia a la altura o a un nivel elevado.

Alto rendimiento

La idea de alto rendimiento suele aparecer vinculada al estado físico y al deporte. En este caso, el concepto alude a optimizar el aprovechamiento de los recursos corporales y técnicos. Quien consigue maximizar el uso de los recursos disponibles y adquiere nuevas habilidades mediante el entrenamiento, alcanza un gran nivel competitivo: es un deportista de alto rendimiento.

Por lo general, el alto rendimiento se relaciona al deporte profesional. Tomemos el caso de un tenista aficionado que, por su condición física, no puede jugar más de tres sets ya que queda agotado. Además suele errarle a la pelota cuando intenta realizar ciertos golpes y tiene una baja efectividad en su saque. Este jugador, evidentemente, está lejos del alto rendimiento. Distinto es el caso de un tenista profesional que participa del circuito de la ATP, puede jugar una decena de partidos al mes y está en condiciones de competir contra los mejores del mundo. Dicho tenista es un deportista de alto rendimiento.

Es importante tener en cuenta que el rendimiento deportivo está asociado a la exigencia. Una persona que entrena cinco horas por día y que compite una vez por semana somete su físico a una gran exigencia y, a su vez, logra mejorar sus destrezas y habilidades. Por eso alcanzará el nivel que se considera de alto rendimiento. Quien practica un deporte de modo ocasional y recreativo no se exige ni tiene posibilidades de evolucionar demasiado.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de alto rendimiento (http://definicion.de/alto-rendimiento/)