Definición de ancla

El término ancla deriva del vocablo latino ancŏra, aunque sus orígenes más remotos se encuentran en la lengua griega. Un ancla es un elemento muy pesado que se fija a una cadena y que se arroja al agua desde una embarcación para que entierre en el fondo y así el barco no se mueva.

Ancla

El ancla, de este modo, permite que la nave permanezca quieta más allá de las corrientes. Por lo general, el ancla cuenta con dos ganchos que se clavan en el suelo, impidiendo que la embarcación sea arrastrada por la fuerza del agua.

Cuando el barco es muy grande, es habitual que cuente con tres anclas: dos en el sector de la proa y el tercero en la popa. Las anclas pueden llegar a pesar veinte toneladas cuando las dimensiones de la embarcación son amplias.

En cuanto a la cadena del ancla, se confecciona con hierro forjado. Estas cadenas se forman con eslabones que, cada 25 metros, presentan un eslabón de características particulares (puede desarmarse). La cadena se mide en grilletes: tramos de 27,5 metros. Esto permite saber a los marineros qué cantidad de cadena se encuentra bajo el agua luego de arrojar el ancla.

Cabe destacar que la idea de ancla se emplea de modo simbólico con referencia a aquello que supone un lastre, que sujeta o que impide avanzar. Por ejemplo: “Tienes que renunciar a este trabajo: es un ancla para tu crecimiento profesional”, “Este centro comercial necesita una tienda ancla que atraiga a los compradores y los haga permanecer varias horas en el lugar”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de ancla (http://definicion.de/ancla/)