Definición de pelea

El origen etimológico de la palabra pelea se encuentra en el verbo pelear, que a su vez emana del término latino “pilus”, que puede traducirse como “pelo”. Y es que en la Antigüedad cuando la gente se enfrentaba entre sí se tiraba una a otra de los cabellos.

Pelea

Una pelea es un enfrentamiento entre dos o más personas, grupos de individuos, corporaciones u otra clase de entidades. Las peleas pueden ser físicas, verbales o incluso simbólicas, según el caso.

Por ejemplo: “Cuando escuchó el insulto, Martín no lo dudó: se dio vuelta, miró a Jorge a los ojos e inició la pelea con un golpe al mentón”, “Una pelea en un estadio de fútbol terminó con dos muertos y catorce heridos en Indonesia”, “La pelea entre las dos compañías se acentuó tras la nueva publicidad”.

Las peleas suelen ser la resolución violenta de una discusión o de un conflicto. Cuando el diálogo no prospera y las personas no se ponen de acuerdo, es probable que alguna tome la decisión de provocar una pelea a golpes con la intención de imponer su punto de vista por la fuerza.

Existen, sin embargo, peleas que se desarrollan como competencia. Ese es el caso de deportes como el boxeo o las artes marciales mixtas, que consisten en la concreción de peleas entre los atletas.

Hay que tener claro que además de peleas entre personas, también existen peleas de animales. Así, aunque en países como España están prohibidas, en distintos rincones del mundo se celebran peleas de perros, por ejemplo, en el que los asistentes apuestan por quién será el can que destrozará a su rival. Y es que así aquellos consiguen dinero en el caso de que acierten.

De la misma manera, es interesante saber que, de igual modo, está el llamado gallo de pelea. Este término puede utilizarse con dos significados:
Para dejar patente que una persona es muy valiente y que tiene la capacidad para no dejarse amilanar por nadie ni por nada.
Para referirse al animal de esa especie que participa en peleas organizadas.

Una pelea, por otra parte, puede ser un distanciamiento provocado por un problema entre dos o más sujetos. Un hombre puede discutir con un amigo y, tras intercambiar insultos, alejarse de él sin que existan agresiones físicas de por medio. El periodo que se inicia entonces y que se extiende hasta la reconciliación se conoce como pelea: “Ya pasaron tres meses desde la pelea con Aníbal y seguimos sin hablarnos”.

Dentro de las relaciones de pareja es muy habitual que también se emplee el término que nos ocupa con ese significado. Un claro ejemplo de eso es la siguiente frase: “No sé si Manuel y Lara irán juntos a la boda porque han tenido una pelea y ahora mismo se están tomando un tiempo”.

En otro sentido, una pelea puede entenderse como una competición: dos empresas que pelean por el primer puesto del mercado, jugadores de tenis que pelean por encabezar el ranking mundial, etc.

No hay que pasar por alto que, en algunos países, se usa la palabra pelea para darle forma a expresiones coloquiales. Este sería el caso, por ejemplo, de Perú donde existe la locución verbal: “no conocer a alguien ni en pelea de perros”. Con esta lo que se intenta expresar es que no se conoce de ninguna forma a una persona en cuestión.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de pelea (http://definicion.de/pelea/)