Definición de privilegio

Privilegio podemos decir que es un término que, etimológicamente hablando, procede del latín. “Privilegium” es, en concreto, la palabra latina de la que emana aquel y ella se encuentra conformada por la suma de tres claros componentes: “privus”, que es sinónimo de “privado”; “legalis”, que es equivalente a “relativo a la ley”, y finalmente el sufijo “-ium”, que puede traducirse como “indicativo de relación”.

Privilegio

Privilegio es una ventaja especial o una exención de una obligación que disfruta alguien por la concesión de un superior o por su propia capacidad y circunstancia. El término también se utiliza para nombrar al documento en el que consta la concesión del privilegio.

Existen muchas maneras de entender el concepto de privilegio. En un sentido judicial o normativo, el privilegio puede ser un permiso especial otorgado por las autoridades. Los privilegiados, por lo tanto, gozan de mejores condiciones que los ciudadanos comunes.

Tendríamos que establecer que existen muchos tipos de privilegios, que tienen sus peculiaridades y que merece la pena conocer:
• Privilegio local, que es aquel que se concede a un espacio determinado y que no existe fuera de sus fronteras.
• Privilegio personal. Este, como su propio nombre indica, es aquel que se otorga a un individuo en concreto y que no se transmite a sus sucesores.
• Privilegio odioso, que es el que se define por el hecho de que al otorgarse a una persona supone que se perjudique a un tercero.
• Privilegio remuneratorio. En su caso, podemos determinar que es aquel que se da como premio a alguien que ha llevado a cabo una acción que merece la pena ser reconocida, alabada y recompensada.

En siglos pasados, tendríamos que decir que existió lo que se dio en llamar hidalgo de privilegio. Este fue un término que se empleó para referirse a aquel hombre que conseguía convertirse en hidalgo, en noble, porque procedía a comprar ese “título” o bien porque le era concedido directamente por quien estuviera en ese momento ejerciendo como rey, como método de compensar diversas acciones que hubiera llevado a cabo en favor del monarca.

Por extensión, se conoce como clase privilegiada a aquella que dispone de mayor poder y riqueza y que, por lo tanto, constituye una élite. En el Antiguo Régimen, la nobleza y el clero constituían el estamento privilegiado y eran mantenidos por el tercer estamento (el pueblo llano).

En la actualidad, la clase alta es el grupo social privilegiado. Se entiende por clase alta al conjunto de las personas que disponen de medios económicos y productivos, cuentan con acceso a todos los servicios, viven en casas confortables, disponen de ahorros, etc. Los menos privilegiados o los no privilegiados, en cambio, pertenecen a las clases bajas: son pobres, no disponen de acceso a la salud y la educación, subsisten en viviendas precarias y sufren el desempleo.

Más allá de las condiciones sociopolíticas y del ejercicio del poder, un privilegio puede ser una facultad natural e innata. Por ejemplo: “Diego Maradona nació con el privilegio de dominar el balón a su antojo”, “Tener oído absoluto es un privilegio que debo agradecer a la naturaleza”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de privilegio (http://definicion.de/privilegio/)