Definición de remanente

Lo primero que vamos a hacer, antes de proceder a determinar el significado del término remanente que nos ocupa, es dejar patente su origen etimológico. En este sentido, podemos decir que emana del latín, de la palabra “remanens”. Esta, a su vez, se encuentra conformada por dos partes diferenciadas:
• El prefijo “re-“.
• El verbo “manere”, que puede traducirse como “permanecer o quedarse”.

Remanente

Una persona elabora diez tortas para ofrecer en su barrio, con la esperanza de que sus vecinos le compren y así pueda ganar algo de dinero. Al finalizar la jornada, este sujeto advierte que logró vender ocho tortas. Las dos restantes, por lo tanto, constituyen el remanente de su producción.

El remanente es algo que sobra. Puede asociarse este concepto a la idea de excedente: en nuestro ejemplo anterior, el repostero se quedó con dos tortas que no pudo vender, por lo que podría decirse que le sobraron dos tortas o que dos tortas excedieron la demanda de los vecinos.

Dentro del ámbito de la contabilidad se hace con frecuencia uso de dicha palabra. En este caso, se emplea para referirse a los beneficios, que después de la aprobación de las cuentas del año y de la distribución de resultados, no se han repartido ni tampoco se han aplicado a ninguna otra cuenta.

Así, puede ocurrir en una empresa que, después de saldar todas las cuentas y deudas, se encuentre con unos 10.000 euros de beneficios. De esa cantidad, decide utilizar 2.000 para lo que serían reservas legales y 3.000 euros como dividendos. De esta manera, quedarían 5.000 euros sin repartir o aplicar que sería el remanente.

Dentro de la gestión municipal de ayuntamientos, por otra parte, es habitual hablar de lo que se da en llamar remanente de tesorería. Este es el saldo que da la oportunidad al alcalde y a su equipo de gobierno de conocer, al final del ejercicio en curso, la solvencia económica que tiene el consistorio para poder llevar a cabo la resolución de sus deudas o para acometer nuevos proyectos. Para ello se analizarán tanto los derechos pendientes de cobro como el líquido que posee en bancos o el dinero que hay en caja.

Un remanente puede aparecer en los ámbitos más diversos. El uso más habitual de la noción se encuentra en el comercio o en la economía, en referencia a bienes o mercancías que no llegan al consumidor o comprador.

Tomemos el caso de una marca de indumentaria que lanza un nuevo modelo de pantalón para la temporada primavera/verano. La compañía se encarga de producir una buena cantidad de estos pantalones para comercializar en sus locales, apoyándose en publicidades en radio y televisión. Cuando finalice la temporada, el remanente de esa producción (aquellos pantalones que no han sido vendidos), será ofrecido a precio de oferta. De esta manera, la empresa intentará no acumular un remanente que, para el próximo año, ya será viejo y deberá dar paso a otros modelos.

Un remanente también puede ser simbólico. Si un político sudafricano propone retomar la segregación racial, alguien podría indicar que su pensamiento es un remanente de épocas pasadas que ya no tiene apoyo en la actualidad.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de remanente (http://definicion.de/remanente/)