Definición de remate

Puede aparecer en el ámbito del comercio, en la arquitectura y hasta en el deporte. Remate es un mismo término con múltiples significados según el contexto, lo que hace que su definición debe tratar diversos aspectos.

Remate

La acepción más habitual posiblemente esté vinculada a la compra y venta de objetos. Un remate es una licitación, subasta o puja, donde un cierto artículo es ofrecido a la venta con un precio base (mínimo) y los interesados deben realizar sus ofertas. Aquel que ofrezca una mayor cantidad de dinero por el producto, será quien gane el remate y pueda quedarse con lo ofrecido.

Por ejemplo: “El millonario inglés ganó el remate y obtuvo el cuadro de Picasso”, “Voy a ofrecer mi coche en remate”, “La sociedad benéfica organizó un remate para juntar fondos”.

Los remates pueden desarrollarse de distinta forma. Por lo general, se trata de una competencia pública donde los interesados expresan el precio que están dispuestos a pagar y pueden competir entre sí, superando uno la oferta de otro. También hay remates de una única oferta, en los que cada interesado hace su oferta en secreto y confía en haber ganado.

No podemos obviar tampoco en este sentido, que el remate viene a ser una especie de rebaja. Así, muchas son las tiendas de productos de belleza, de juguetes o incluso de moda que en determinadas fechas del año, después de haber llevado a cabo un periodo de rebajas, presentan en sus escaparates lo que denominan “remate final”. De esta manera, se da cuenta al comprador de que los precios que tienen en ese momento son aún todavía más bajos.

Dentro del ámbito musical, tendríamos que exponer la existencia de un cantante que responde al nombre de Remate. Es madrileño, se define como cantautor de tipo multiinstrumentalista y apuesta por un marcado estilo clásico. Ha lanzado al mercado un total de diez trabajos discográficos y entre ellos destacan especialmente “Deconstructin´Mood” (2003), “Superluv. Por lo que tiene es romántico” (2011) o “Una araña a punto de comerse una mosca” (2012).

En el campo de la tauromaquia también se emplea el término que ahora estamos analizando. En su caso, la palabra remate se usa para definir al momento final de la embestida que lleva a cabo el toro ante el torero.

Asimismo, a nivel coloquial, remate forma parte de distintas locuciones adverbiales y verbales entre las que destaca, por ejemplo, “de remate”. Esta es una locución adverbial que tiene como claro objetivo el intensificar determinados vocablos despectivos. Un claro ejemplo de ello es cuando se dice “Pedro está loco de remate”, que viene a establecer el grado máximo de locura que tiene aquel.

Dentro del ámbito arquitectónico, el remate es aquel elemento que permite finalizar o dar por terminada una obra. Esto quiere decir que el remate sirve para decorar o concluir una construcción. Un pináculo o un chapitel pueden ser remates escogidos por el arquitecto: “Mira el remate de ese edificio: tiene una ornamentación gótica muy particular”.

En deportes como el voleibol o el fútbol, el remate es un disparo, lanzamiento o tiro del balón hacia el arco, la portería o el campo rival: “El remate del jugador alemán no pudo ser detenido por el arquero”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de remate (https://definicion.de/remate/)