Definición de acuarela

La etimología de acuarela nos lleva a acquarella, un vocablo de la lengua italiana. Una acuarela es una pintura que se plasma sobre un cartón o un papel, cuyos colores se diluyen en agua. El concepto también permite referirse a los colores usados en este tipo de pinturas y a esta clase de técnica artística en general.

Acuarela

Los historiadores creen que la acuarela surgió un siglo antes de Cristo en China, cuando comenzó a desarrollarse el papel. Los árabes, durante el siglo XII, llevaron la producción de papel de Asia a Europa y así, con el tiempo, la acuarela es instaló en el Viejo Continente. De este modo, entre los artistas europeos, la técnica de la acuarela sucedió al fresco. El alemán Alberto Durero y el italiano Raffaello Santi fueron algunos de los pioneros de la acuarela en dicha región.

Las pinturas de la acuarela se realizan con diferentes pigmentos que se aglutinan, por lo general, con goma arábiga. El agua es un componente muy importante en esta técnica ya que, de acuerdo a la cantidad utilizada, se obtienen colores más o menos transparentes. El tipo de papel también incide en el resultado del trabajo. Los artistas suelen elegir el papel de acuerdo a la textura y la tensión, teniendo en cuenta su plan de trabajo.

Por su parte, la goma arábiga es una sustancia pegajosa y amorfa que exudan determinadas plantas y que al entrar en contacto con el aire se torna dura. Si bien no es soluble en alcohol, sí lo es en agua, y se usa como espesante en las industrias farmacéutica y gastronómica. En el caso de la cocina, es ideal para brindar elasticidad a ciertos platos y postres, como ser los mazapanes y las gominolas, aunque también sirve para dar la textura adecuada a ciertas bebidas.

La acuarela se basa en los lavados que el artista aplica. Con un trapo, una esponja o un pincel, es posible aportar o eliminar agua, logrando mayor o menor transparencia. En ocasiones, se busca una gran transparencia de la pintura para que el papel aporte la luminosidad.

Consejos para dar comenzar a pintar con acuarela

AcuarelaLa acuarela es un material especialmente versátil, y esto puede derivar en que la primera experiencia sea muy gratificante o muy frustrante, ya que todo depende de los objetivos que nos propongamos y de la forma en la que nos acerquemos a la técnica.

Un consejo que suelen dar los maestros a sus alumnos es no pensar tanto en los resultados que desean obtener, sino dejarse llevar y disfrutar de cada paso; además, nunca deberíamos pretender hacer una obra maestra de buenas a primeras. Por eso es importante armarse de paciencia y encarar el aprendizaje con perseverancia, sabiendo de antemano que nos tomará muchas pruebas conseguir un producto satisfactorio.

Con respecto al medio, se recomienda usar una hoja de papel de grosor considerable. El primer paso es realizar un boceto con lápiz, sin presionar mucho, de manera que sea posible hacer tantas correcciones como deseemos. Así como se menciona en el párrafo anterior, no debemos buscar la perfección ni apuntar a un alto grado de complejidad: pocos elementos, sencillos e impactantes, es un buen punto de partida.

Una vez que tengamos listo el diseño en lápiz, llega el momento de preparar y aplicar la acuarela. Lo ideal es colocar una pequeña cantidad sobre la paleta, humedecer ligeramente el pincel y diluir la pintura con algunas gotitas de agua, hasta alcanzar el espesor adecuado para su manipulación. A lo largo del proceso, deberemos dejar que la hoja se seque, para poder trabajar en varias capas, entre otras cosas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de acuarela (https://definicion.de/acuarela/)