Definición de ánfora

El origen etimológico de esta palabra podemos determinar que se encuentra en el latín, en el término “amphora”. No obstante, este, a su vez, deriva del griego “amphoreus”, que era como se daba en llamar una vasija que contaba con dos asas y que tenía capacidad para unos 26 litros aproximadamente.

Ánfora

El concepto permite aludir a un recipiente que cuenta con dos manijas o asas.

De acuerdo a la primera acepción que menciona la Real Academia Española (RAE) en su diccionario, una ánfora es un cántaro (vasija, jarrón) de forma estrecha y alargada, que tiene un cuello extenso y que finaliza en punta. Este recipiente fue muy popular en el Imperio Romano y en el Antiguo Egipto.

Las vasijas más antiguas se remontarían al siglo XV antes de Cristo. Los egeos fueron los primeros en utilizarlas y luego se sumaron los romanos, los griegos y otros pueblos. En aquella época, las ánforas se utilizaban para almacenar y trasladar diversos productos alimenticios: aceites, vinos, cereales, aceitunas, etc.

La mayoría de las ánforas se fabricaban con cerámica, aunque también existían las ánforas metálicas. Su utilización fue masiva hasta llegado el siglo VII. Entonces comenzaron a popularizarse los envases hechos con cuero o madera.

Entre las ánforas antiguas más importantes que han conseguido mantenerse durante el tiempo podemos destacar algunas como estas:
-Ánfora de Dípilon. Data del año 750 a.C, es griega y se considera que tiene un marcado estilo tardogeométrico. En la actualidad está considerada como la gran obra del maestro de Dípilon, que fue un pintor especializado en vasos griegos. Hoy se encuentra formando parte de la colección del Museo Arqueológico Nacional de Atenas y destaca porque está absolutamente recubierta de motivos tradicionales, elementos abstractos y ornamentos. En la zona de las asas hay un total de 39 figuras humanas representadas.
-Ánfora de Exequias. En arcilla está realizada esta obra vasija que se data en torno al año 435 a.C. Es de estilo griego arcaico, se encuentra hoy en el Museo Vaticano de Roma y viene a representar una escena en la que los dioses Aquiles y Ájax se encuentran jugando a los dados al tiempo que sostienen sus armas. Su técnica es la llamada de figuras negras. Como su propio nombre se encuentra realizada por Exequias, que fue un pintor y ceramista que está considerado como uno de los mejores artistas de esta mencionada técnica.

Cabe destacar que las ánforas también dieron lugar a varias medidas de capacidad. Entre los romanos, un ánfora era equivalente a 26,2 litros. El peso que tenían las ánforas llenas de agua, por otra parte, equivalía a un talento: una medida de peso que además se usaba como unidad de moneda.

Más allá de estas especificaciones, los tipos de ánforas eran numerosos. Se conoce como ánfora panatenaica, por ejemplo, al recipiente cerámico que almacenaba el aceite de oliva que se otorgaba a modo de premio en el marco de los Juegos Panatenaicos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de ánfora (https://definicion.de/anfora/)