Definición de antijurídico

Lo antijurídico es aquello que resulta contrario al derecho. Se denomina derecho, en este marco, al conjunto de las leyes y los principios que permiten la regulación de las relaciones sociales basándose en un ideal de orden y justicia.

Antijurídico

Un acto es antijurídico cuando se encuentra prohibido por el ordenamiento jurídico. La acción en cuestión, por lo tanto, se opone al derecho y se constituye como un delito.

Por eso puede decirse que un delito es una acción antijurídica. Cuando una persona, por acción o por omisión imprudente o voluntaria, viola la ley, adopta un comportamiento antijurídico y, si está tipificado en el código penal, comete un delito.

Es interesante mencionar que, como acto opuesto a las reglas impuestas por el ordenamiento legal, el delito se erige como un hecho antijurídico. Pero, a su vez, se trata de un hecho jurídico ya que genera efectos justamente jurídicos.

Otra manera de entender la antijuridicidad es como un disvalor. Cuando se dicta una ley, se definen los intereses o bienes a cuidar y se realiza una valoración que se detalla en la norma. Las acciones que atentan contra el interés o el bien, de esta forma, implican un disvalor (un valor negativo).

Hay que tener en cuenta que una conducta, para ser considerada como un delito, debe adecuarse a una figura descripta en la ley. Sin embargo, existen conductas típicas que no son antijurídicas porque se las toma como lícitas. Ese es el caso de la llamada legítima defensa: una persona, bajo ciertas circunstancias, puede matar a otra sin que ese acto sea calificado como un homicidio.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de antijurídico (https://definicion.de/antijuridico/)

Buscar otra definición