Definición de aplique

El vocablo francés applique llegó a nuestro idioma como aplique. La primera acepción del término que menciona el diccionario de la Real Academia Española (RAE) hace referencia a una lámpara.

Se conoce como lámpara al utensilio que permite sostener una luz artificial (como un foco o bombilla). En el caso específico del aplique, su particularidad radica en que el aparato se instala en la pared, fijándose a ella.

Iluminación

Los apliques se instalan en la pared de un ambiente.

Características del aplique

Decíamos que el aplique se fija a una pared. Esa es la característica distintiva de este tipo de lámpara, que por lo general se coloca en un recibidor, un pasillo o junto a una cama. Muchas veces los apliques aportan una luz ornamental o contribuyen a la ambientación. También pueden iluminar un cuadro u otro objeto particular.

Es importante mencionar que la instalación eléctrica (es decir, los cables que posibilitan su funcionamiento) se oculta en el interior de la pared. Por lo tanto, lo único que queda a la vista es el aplique en sí mismo, con lo cual se garantiza el cuidado estético.

Al no apoyarse sobre mesas o elementos similares, los apliques solo ocupan un pequeño espacio aéreo. De este modo son muy útiles en habitaciones pequeñas y sectores de paso.

Luz

Un aplique puede emplearse para el desarrollo de una iluminacion decorativa.

Diferencias con otros tipos de lámparas

Así como los apliques se sitúan en un paramento vertical, hay lámparas que se instalan de una manera diferente. Un plafón, por ejemplo, es un adorno que se ubica en el techo y que contiene el soporte para que una lámpara quede suspendida.

Tanto los apliques como los plafones son dispositivos fijos: no pueden trasladarse. Si se desea quitar un aplique o un plafón y llevarlo a otra parte, es necesario desinstalarlo y luego volverlo a instalar desde cero.

Un velador o lámpara veladora, en cambio, puede transportarse sin problemas. Se trata de una luz portátil que habitualmente se deja en la mesa de noche o mesa de luz, aunque también puede ubicarse en un escritorio o en otro mueble.

El aplique en el teatro

La RAE reconoce otro significado de aplique, utilizado en el mundo del teatro. Se llama aplique, en este marco, a una pieza que integra el decorado.

Los apliques, de este modo, son objetos que contribuyen a la puesta escénica. Estos artículos modifican la apariencia física del decorado y son percibidos por el espectador a través de la vista.

Un adorno o accesorio

Otro modo de emplear la noción de aplique consiste en aludir a un adorno o un accesorio que se agrega a un cierto producto. Es posible distinguir el aplique del elemento en sí mismo ya que está fabricado con un material diferente.

Tomemos el caso de un pantalón vaquero, también conocido como jean. Estas prendas se confeccionan con una tela denominada mezclilla o denim. Para otorgarle un toque distintivo, un diseñador puede incluir tachas. Así, estos apliques se fijan a la tela típica del pantalón vaquero.

Un aplique de cabello, por último, es una prótesis que incorpora pelo artificial o ajeno a la caballera. Los apliques suelen usarse para ocultar la calvicie o para hacer posible determinados peinados.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2021.
Definicion.de: Definición de aplique (https://definicion.de/aplique/)

Buscar otra definición