Definición de

Autofocus

El autofocus, que puede abreviarse como AF, es un recurso que le permite a una cámara de fotos desarrollar un enfoque automático. Este término viene del inglés pero suele usarse en nuestra lengua, aunque tiene traducción: autofoco.

Existen diferentes modos o sistemas de autofocus. A nivel general, lo que posibilita el autofocus es que la cámara realice el enfoque preciso de un elemento sin que el fotógrafo deba intervenir.

Fotógrafo enfocando edificio antiguo

El autofocus permite obtener resultados nítidos en poco tiempo.

Navega por el índice de temas del artículo.

Ventajas

  • Facilidad de uso: el autofocus hace que la fotografía sea más accesible para personas con poca experiencia, ya que elimina la necesidad de ajustar manualmente el enfoque;
  • rapidez: esencial en situaciones en las que es importante capturar una imagen en el momento exacto, como en fotografía deportiva o de acción;
  • precisión: en muchas situaciones, el autofocus puede lograr un resultado más preciso que el enfoque manual, especialmente cuando se trata de sujetos en movimiento o escenas complejas;
  • seguimiento de sujetos: los sistemas de autofocus avanzados pueden realizar un seguimiento automático de sujetos en movimiento con resultados nítidos;
  • enfoque en primer plano y fondo: a menudo permite lograr una profundidad de campo selectiva, enfocando en un primer plano o en el fondo según las necesidades del fotógrafo.

Desventajas

  • Errores de enfoque: a pesar de su precisión, el autofocus puede cometer errores, especialmente en condiciones de poca luz o con sujetos que carecen de contraste, lo que puede resultar en imágenes desenfocadas;
  • tiempo de respuesta: en algunas situaciones, especialmente en cámaras más antiguas o en condiciones de poca luz, el autofocus puede tardar más en resolverse que el enfoque manual;
  • selección de puntos de enfoque: en cámaras con múltiples puntos de enfoque, seleccionar el correcto puede ser complicado y requerir ajustes manuales;
  • consumo de batería: el uso continuo del autofocus puede agotar la batería de la cámara más rápidamente, lo que puede ser un inconveniente en situaciones donde la energía es limitada;
  • control de profunidad de campo: en ciertas situaciones, como la fotografía macro o la fotografía de paisajes, el enfoque manual puede ser preferible para lograr un control total sobre la profundidad de campo.

Autofocus activo

El autofocus activo implica el uso de sensores específicos o métodos que emiten señales o energía para medir la distancia entre la cámara y el objeto que se está enfocando.

Entre los métodos más comunes para medir dicha distancia por medio del autofocus activo se encuentran los siguientes:

  • por detección de fase: se utiliza en cámaras DSLR y algunas sin espejo. Implica el uso de sensores de detección de fase en el sensor de imagen;
  • láser: se emite hacia el objeto;
  • ultrasonido: algunas cámaras y sensores de visión emiten un pulso ultrasónico y miden el tiempo que tarda en regresar después de rebotar en el objeto.

Autofocus pasivo

El autofocus pasivo es una función que se encuentra en muchas cámaras digitales y que mejora la calidad de las fotografías. A diferencia del activo, utiliza el contraste entre los objetos para enfocar la imagen.

Este tipo de autofocus es especialmente útil en situaciones de poca luz o cuando se quiere enfocar un objeto que se encuentra en movimiento. Además, al no utilizar un emisor de luz infrarroja, es menos intrusivo y más discreto.

Para utilizar el autofocus pasivo, simplemente hay que seleccionar esta opción en la cámara y apuntar hacia el objeto a fotografiar. El sistema medirá automáticamente el contraste entre los objetos y enfocará la imagen de manera precisa.

Búho en pleno vuelo

El autofocus pasivo es ideal para sujetos en movimiento.

Mark Foster

El método autofocus es una técnica de gestión del tiempo desarrollada por Mark Foster que se ha convertido en una herramienta muy popular para mejorar la productividad. Se basa en la idea de que el cerebro humano está diseñado para enfocarse en una sola tarea a la vez y que, al hacerlo, podemos lograr más en menos tiempo.

El método consiste en dividir las tareas en cuatro categorías: pendientes, en proceso, terminadas y archivadas. El objetivo es centrarse en las pendientes y avanzar en ellas hasta que estén completadas, sin preocuparse por las que aún no han sido asignadas.

Cómo citar este artículo Publicado por Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Actualizado el 19 de septiembre de 2023. Autofocus - Qué es, definición, ventajas y desventajas. Disponible en https://definicion.de/autofocus/
Buscar otra definición
x