Definición de

Bonsái

Bonsái es un término procedente de la lengua japonesa, fruto de la suma de dos términos de dicho idioma: el sustantivo bon, que se utiliza para definir a un cuenco o un plato de gran tamaño; y el verbo sai, que puede traducirse como “plantar”. De ahí que el significado literal de bonsái sea plantar en un cuenco.

El concepto se utiliza para nombrar a una planta a la cual, a través de diversos procedimientos de jardinería, se le trunca su crecimiento. Los bonsáis, de este modo, siempre conservan un tamaño pequeño.

La poda, el corte de las raíces, el pinzado, el alambrado y el trasplante son algunas de las acciones que se llevan a cabo para modelar un bonsái. El objetivo de la técnica es que la planta o el árbol, más allá de su pequeñez, mantenga la apariencia del ejemplar natural.

Árboles en miniatura

El olmo chino (Ulmus parvifolia), el arce japonés (Acer Palmatum) y el cedro del Líbano (Cedrus libani) son algunas de las especies con las cuales se suelen generar bonsáis.

Si tienes solo unos segundos, lee estos puntos claves:
  • Los bonsáis surgieron en China hace 2000 años, llegando a Japón hace unos 800 años, donde se popularizaron y se expandieron a toda la comunidad como elementos decorativos.
  • Un bonsái es una planta “normal” que se conserva pequeña a través de distintas acciones como la poda, sin modificar su genética. Con los cuidados adecuados, un bonsái puede vivir idéntica cantidad de tiempo que un árbol normal de la misma especie.
  • Los cuidados que requiere un bonsái incluyen ubicarse en un lugar con luz solar y aire, ser regado hasta que toda la tierra esté húmeda, ser podado en primavera y a finales de verano, y ser abonado en otoño. Además requiere herramientas adecuadas para darle la forma deseada, como tijeras de bonsái.
  • Los bonsáis pueden ser afectados por diversas plagas y enfermedades, por lo que es indispensable su tratamiento. Algunos tratamientos que se aplican en plantas grandes pueden usarse en los bonsáis, siempre con las adaptaciones necesarias.

Origen de los bonsáis

Se cree que este tipo de cultivos surgieron hace cerca de 2.000 años en China. Fueron los monjes taoístas quienes comenzaron a incursionar con los bonsáis, considerando a los árboles como símbolos de lo eterno. La tradición china señalaba que la persona capaz de mantener un árbol en una maceta lograba ganarse la eternidad.

Hace unos 800 años, la técnica desembarcó en el territorio japonés, donde poco a poco se fue popularizando. De este modo los bonsáis dejaron de ser propiedad de religiosos y nobles y se expandieron a toda la comunidad como elementos decorativos.

Es importante tener en cuenta que un bonsái es una planta “normal” que se conserva pequeña a partir de distintas acciones (como la poda y el corte), pero cuya genética no se modifica. Por eso, con los cuidados adecuados, un árbol en miniatura vive idéntica cantidad de tiempo que un árbol corriente de esa misma especie.

Crecimiento de un bonsái

El cultivo de un bonsáis requiere de paciencia.

Consejos para su desarrollo

Los bonsáis pueden calificarse de acuerdo a su estilo (tronco recto, tronco inclinado, raíces expuestas, etc.) o su tamaño (grandes, medianos, pequeños o miniaturas). Entre los consejos y cuidados más importantes que hay que tener en cuenta para tener un bonsái se encuentran los siguientes:

  • Tiene que colocarse en un lugar donde reciba luz solar y aire e incluso donde pueda existir cierta humedad. De ahí que se pueda establecer tanto en una terraza como en un balcón y una ventana. En invierno, no obstante, hay que protegerlos del frío.
  • Respecto al riego, hay que echarle agua hasta que toda la tierra esté húmeda.
  • Como ya mencionamos líneas arriba, los bonsáis requieren ser podados. Esto es algo que se realiza en primavera y también a finales de verano.
  • La época más recomendada para proceder a abonar los bonsáis es el otoño.
  • Para poder conseguir que estos árboles tengan la forma deseada, hay que contar con las herramientas adecuadas. Nos estamos refiriendo, sobre todo, a las denominadas tijeras de bonsái, que poseen un corte cóncavo.

Numerosos son los famosos que se han declarado fans incondicionales de los bonsáis y que disfrutan cuidándolos y podándolos como es debido. Este es el caso del ex presidente de España Felipe González, por ejemplo.

Bonsái en la decoración

Contar con un kit de herramientas de bonsái es indispensable para el diseño y el mantenimiento de estas plantas.

Ver también: Estereotipo

Enfermedades del bonsái

El tratamiento de plagas y enfermedades es indispensable para el mantenimiento del bonsái. Estos árboles pueden ser afectados por diversos problemas que atentan contra su subsistencia.

Diversos insectos y hongos están en condiciones de dañar a un bonsái. No se puede dejar de mencionar que estas plantas en miniatura están expuestas a las mismas pestes que las especies que crecen naturalmente, pero además pueden sufrir aquellas que inciden sobre las plantas que se cultivan en macetas.

De este modo, los tratamientos que se aplican en las plantas grandes pueden usarse en los bonsáis, siempre con las adaptaciones necesarias. Así, si se utiliza un pesticida químico en un bonsái, hay que recurrir a una dilución mayor en comparación a las demás.

Distintos estilos

Existen distintos estilos de bonsáis, diferenciados según sus características. El estilo Bunjin, por ejemplo, imita la caligrafía china, mientras que el estilo Chokkan busca mantener el tronco recto y la estética triangular.

El estilo Hokidachi, por su parte, consiste en generar un abanico con las ramas que surgen de un mismo lugar del tronco. El estilo Ikadabuki , en tanto, se basa en dejar el tronco semienterrado de manera longitudinal.

Con el ápice troncal posicionado por debajo del borde de la maceta surge el estilo Kengai. Otros bonsáis tienen tronco sinuoso (estilo Moyogi) o inclinado (estilo Shakan). Con el estilo Yose-Ue, se crea un bosque en miniatura con una cantidad impar de árboles.

Ver además: Onda longitudinal

Exposición de bonsáis

Una exposición de bonsáis es una muestra destinada a la exhibición de este tipo de plantas. Cada una puede tener sus rasgos distintivos, aunque todas comparten la particularidad de estar centradas en los árboles en miniatura.

En algunos casos, propietarios de una colección de bonsáis deciden exponerlos al público, ya sea cobrando una entrada o de manera gratuita. También puede contar con su exhibición un vivero de bonsáis. En ocasiones, asimismo, se los puede apreciar como parte de un jardín japonés.

Llevate gratis el libro digital "Cómo aprender a estudiar" y suscríbete a Definicion.de ↓

Recibe el ebook en segundos 90 páginas con consejos y técnicas de estudio Novedades semanales
Cómo citar este artículo Publicado por Julián Pérez Porto y María Merino. Actualizado el 21 de noviembre de 2023. Bonsái - Qué es, origen, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/bonsai/
Buscar otra definición
x