Definición de planta

Una planta es un ser orgánico que vive y crece, pero sin mudar de lugar por impulso voluntario. Se trata de los vegetales como los árboles o las hortalizas, que constituyen el objeto de estudio de la botánica. Por ejemplo: “Cuando me fui a vivir solo, mi madre me regaló una planta para adornar el balcón”, “Voy a comprar una planta de tomates para cultivar en el jardín”, “La lluvia produjo graves daños en las plantas que teníamos en el patio”.

Planta

A nivel doméstico, lo habitual es contener las plantas en una maceta o en un cantero con tierra. Para su correcto crecimiento y su subsistencia, es necesario regalarlas con cierta frecuencia (que varía de acuerdo al tipo de planta), evitar las plagas, protegerlas de las inclemencias climáticas, etc.

La planta también es el diseño de un edificio o cada uno de sus pisos: “Actualmente, vivo en una casa de dos plantas junto a mis padres y mis hermanos”, “La oficina se encuentra en la planta baja: en el primer piso están los depósitos”, “Un incendio en la planta superior del edificio obligó al personal a evacuar la fábrica”.

Una planta industrial, por otra parte, es una fábrica donde se desarrolla algún producto o servicio: “El ingeniero todavía no ha llegado a la planta”, “El jefe me anunció que me trasladarán a la planta de San Juan”.

Otro uso del concepto indica que la planta es la parte inferior del pie: “Anoche estaba descalzo y pisé un vidrio que me lastimó la planta del pie”, “Tengo callos en las plantas después de tanto caminar”.

Plantas medicinales

PlantaLas plantas y las hierbas medicinales representan un importante recurso de la naturaleza para el cuidado de nuestra salud, y su uso data de la prehistoria. Diversas tribus de varios países se han valido de sus beneficios para superar enfermedades, así como para romper hechizos; se trata de una parte de la cultura de nuestra especie que ha trascendido el tiempo y el espacio, dependiendo durante siglos de la tradición oral para mantenerse viva.

Con el tiempo, el uso de plantas curativas excedió los límites de la cultura popular para ser adoptado por la ciencia: en la actualidad, es posible adquirir diversos medicamentos que han sido fabricados con extractos vegetales, y van desde cremas y ungüentos hasta cápsulas y jarabes, sirviendo un amplio rango de propósitos.

Cada una de las decenas de plantas e hierbas medicinales ayuda a combatir o prevenir diferentes trastornos, tales como el acné, la indigestión o, incluso, el cáncer. A grandes rasgos, es posible contemplar tres tipos bien definidos de plantas medicinales: las usadas para curar enfermedades; las que colaboran con la pérdida de peso; las que previenen y alivian ciertos síntomas.

Es importante señalar que un gran número de estos productos de origen vegetal no han recibido la autorización pertinente por parte de la industria farmacéutica, por lo cual no pueden ser recomendadas por profesionales de la salud con titulación oficial; por lo general, su uso es indicado por chamanes, alquimistas y curanderos.

Veamos algunos ejemplos de plantas medicinales y los usos que reciben:

* hojas de abedul: ayudan a tratar problemas respiratorios, obesidad, excesos de colesterol y artritis;

* achicoria: indicada para tratar la anemia y la insuficiencia hepática, además de mejorar la circulación y la digestión;

* ajenjo: usado para combatir intoxicaciones, picores, dolor de muelas, alitosis y para perder peso;

* albahaca: en sus diferentes presentaciones, esta planta se utiliza para aliviar las náuseas, para tratar problemas del sistema nervioso e inflamaciones bucales;

* comino: recomendado para problemas de reuma y usado como diurético;

* raíz de valeriana: utilizado desde tiempos inmemoriales como relajante, para combatir el insomnio y el estrés.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2010. Actualizado: 2013.
Definicion.de: Definición de planta (https://definicion.de/planta/)
Top