Definición de bravo

El término bravo, cuyo origen etimológico se encuentra en el vocablo latino pravus, tiene varios usos. La primera acepción que menciona la Real Academia Española (RAE) en su diccionario hace referencia a la calificación que recibe aquel que tiene o que muestra valentía o arrojo.

Bravo

Por ejemplo: “Es un muchacho bravo, que no le teme a ningún desafío”, “La mujer, brava, se detuvo frente al joven y le exigió que cambie su actitud”, “Necesitamos jugadores bravos, capaces de convertirse en protagonistas de los partidos más importantes”.

También se le dice bravo al animal feroz y al río o mar cuyas aguas están revueltas: “Ten cuidado con Rocky: es un perro bravo”, “Creo que es mejor que hoy no salgamos a navegar porque el mar está muy bravo”, “El hombre corrió varios kilómetros para escapar de ese toro bravo”.

Bravo, por otra parte, puede ser una expresión que alude a algo positivo o excelente: “¡Bravo! Mi hijo aprobó el examen y se graduó”, “¿En serio recibiste un premio por tu libro? ¡Bravo!”.

El sujeto que está enfurecido o que tiene mal genio puede ser calificado como bravo: “¿Qué pasa contigo? Hoy estás bravo”, “El anciano entró bravo al negocio y comenzó a gritar”.

Cabe destacar, por último, que Bravo es un apellido bastante usual en los países hispanoparlantes. Entre las personalidades que comparten dicho apellido se encuentran el político argentino Alfredo Bravo (1925-2003), el cantante español Nino Bravo (1944-1973) y el futbolista chileno Claudio Bravo (quien atajó en el seleccionado chileno en torneos como la Copa Mundial de 2010 y la Copa Mundial de 2014 y se consagró campeón de la Copa América 2015).

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de bravo (https://definicion.de/bravo/)