Definición de carrera universitaria

Antes de proceder a determinar el significado del término carrera universitaria, vamos a proceder a descubrir el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma:
-Carrera es un término que procede del latín. En concreto, deriva de “carraria”, que es fruto de la suma de “carrus”, que es sinónimo de “carro”, y del sufijo “-arius”, que se emplea para indicar relación o pertenencia.
-Universitaria, por otro lado, es una palabra que procede también del latín. Puede traducirse como “perteneciente a la universidad” y es fruto de la unión de dos palabras: “unus”, que es equivalente a “uno”, y “versus”.

Carrera universitaria

Son muchas las acepciones del término carrera. En este caso nos interesa su significado como la serie de estudios que una persona debe cursar para acceder a un título y así estar habilitada a ejercer una cierta profesión.

Universitario, por su parte, es aquello vinculado a la universidad: una casa de estudios superiores. Las universidades suelen estar formadas por diferentes facultades y contar con otras instituciones vinculadas, como escuelas, bibliotecas y centros investigativos.

A partir de estas definiciones resulta sencillo comprender qué es una carrera universitaria. Se trata de los estudios que un individuo desarrolla en una universidad con el objetivo de alcanzar un grado académico. Por ejemplo: “Mi hijo completó dos carreras universitarias y apenas tiene 30 años”, “Todavía no sé qué carrera universitaria voy a elegir”, “Abogacía es una de las carreras universitarias más populares de nuestro país”.

El Estado, a través del Ministerio de Educación o de un organismo similar, se encarga de oficializar los títulos que se otorgan cuando alguien completa una carrera universitaria. De igual forma, el Estado lleva un registro de las entidades que son autorizadas a brindar el servicio educativo.

Las carreras universitarias pueden cursarse en universidades públicas o privadas. Por lo general estas carreras están estructuradas para que puedan completarse en cuatro o cinco años, aunque ese tiempo puede variar según el alumno.

El título de grado que concede una carrera universitaria varía de acuerdo a la formación. Según el caso, un individuo que completa una carrera universitaria puede convertirse en abogado, arquitecto, médico o licenciado en Ciencias de la Comunicación, por citar algunas posibilidades.

Cada vez son más los jóvenes que no dudan en cursar una carrera universitaria. Lo hacen porque consideran que la misma trae consigo beneficios tales como los siguientes:
-Se cree que es una manera de conseguir tener un mejor futuro. Y es que son mayores las posibilidades de lograr un empleo deseado y de mayor cualificación.
-De la misma manera, otra ventaja es la de lograr disponer del desarrollo de mayores habilidades en un área concreta.
-También es necesario saber que contar con una carrera universitaria supone un gran enriquecimiento a nivel cultural y personal.
-Por supuesto, no hay que pasar por alto que se considera que estudiar esa formación es una manera de conseguir contar con una mayor autoestima y una mayor seguridad en uno mismo. Y es que ir superando los distintos cursos supone aumentar la confianza que se tiene en sí mismo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de carrera universitaria (https://definicion.de/carrera-universitaria/)

Buscar otra definición