Definición de cataclismo

El origen etimológico de cataclismo se encuentra en el vocablo griego kataklysmós, que puede traducirse como “inundación”. Dicho término griego derivó en el latín cataclysmus, que llegó a nuestro idioma como cataclismo.

Cataclismo

La primera acepción mencionada en el diccionario de la Real Academia Española (RAE) señala que un cataclismo es una catástrofe de gran magnitud que se genera por una inundación o por alguna otra clase de fenómeno de la naturaleza. Por ejemplo: “El desborde del río Regallotu provocó un cataclismo en el pueblo”, “La erupción del volcán fue un cataclismo que dejó más de dos mil fallecidos”, “En el siglo XVIII hubo un terremoto que generó un cataclismo en la ciudad”.

En ocasiones se emplea la idea de cataclismo para aludir a un cambio profundo en un biotipo (una región con las condiciones ambientales necesarias para el desarrollo, la subsistencia y la reproducción de un conjunto de fauna y de flora). Se estima que la desaparición de los dinosaurios se debió a un cataclismo provocado, posiblemente, por la caída de un meteorito.

También se denomina cataclismo a una conmoción profunda del orden político o social: “El cataclismo generado por la renuncia del presidente y de todos sus ministros derivó en una ola de violencia”, “La revolución socialista fue un cataclismo para la sociedad”, “La recuperación de las instituciones democráticas tras el cataclismo provocado por el golpe de Estado llevó varios años”.

Un acontecimiento que modifica profundamente la vida cotidiana, por último, puede ser llamado cataclismo: “La muerte de mi padre cuando yo era apenas un bebé fue un cataclismo para mi familia”, “El incendio destruyó la casa de Gustavo y provocó un cataclismo”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de cataclismo (https://definicion.de/cataclismo/)