Definición de centralidad

La centralidad es la propiedad de aquello que resulta central: es decir, que está vinculado al centro. El concepto tiene diferentes usos de acuerdo al contexto.

Centralidad

En el ámbito del urbanismo, la centralidad implica la coexistencia y el cruce de polaridades (entramados compuestos por una actividad principal y otras complementarias). Se entiende que el centro de una localidad, en este marco, es el espacio físico donde se genera consumo y empleo de forma simultánea con el control correspondiente a cargo de entidades privadas y públicas subordinadas a la legislación.

El centro se caracteriza por presentar una arquitectura particular y una infraestructura específica que le permiten diferenciarse de otras zonas y que le otorgan prestigio. La centralidad en la organización de la ciudad y en la distribución de recursos hacen que la periferia aspire a parecerse al centro.

En el terreno de la política, la idea de centralidad alude a aquellos temas y problemáticas que dominan la agenda. También puede hablarse de la centralidad de la política con referencia a su importancia para solucionar los problemas sociales y mejorar la calidad de vida de la población.

En el ámbito del análisis de redes, la centralidad es una medida que se asocia a la relevancia de un nodo. Puede estimarse de acuerdo a dónde comienzan y finalizan los recorridos del nodo en la red o según qué otros recorridos atraviesan al nodo que se toma como punto de referencia.

Tomemos el caso de una red de carreteras. Al analizar la centralidad de un nodo, se puede descubrir cuál es la carretera más importante del grupo.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de centralidad (https://definicion.de/centralidad/)

Buscar otra definición