Definición de cero

El origen etimológico del término cero se encuentra en un vocablo del árabe clásico que puede traducirse como “vacío”. Dicha palabra pasó al árabe hispánico, luego al latín y finalmente al italiano, adonde llegó como zero.

Cero

El cero es el número que hace referencia a un valor nulo o a la ausencia de cantidad. Por eso, cuando un número se multiplica por cero, el resultado de la operación siempre es cero.

Supongamos que un niño toma un frasco que contiene diez galletas y, al cabo de unos minutos, se come esas diez galletas. El frasco, por lo tanto, pasa a tener cero galletas: esto equivale a decir que no tiene ninguna galleta o que esta vacío.

El signo que representa al cero es 0. Cuando este signo se ubica a la derecha de un número entero, lo que hace es multiplicar el valor de este número por diez. De este modo, si al número 1 le añadimos un 0 a su derecha, se forma el número 10 (1 x 10 = 10).

Cabe destacar que el cero también suele utilizar como punto de partida o de origen. El kilómetro cero, en este sentido, es el lugar desde donde se empieza a contar un kilometraje. Una carretera, por lo tanto, nace en un kilómetro cero. Una balanza, por su parte, comienza a calcular el peso desde el valor cero. Si colocamos una manzana que pesa 100 gramos sobre ella, veremos cómo su escala, si está expresada en gramos, pasa del 0 al 100.

La idea de cero, por último, refiere a la falta absoluta o completa de algo: “La persona que vino hoy mostró cero interés en comprar la casa”, “Desde que trabajo en esta empresa tuve cero problemas con mi jefe”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de cero (https://definicion.de/cero/)