Definición de clasicismo

Se denomina clasicismo al estilo del arte que se desarrolla de acuerdo a los preceptos y los valores de la Antigüedad clásica: es decir, del periodo de apogeo de la Antigua Roma y la Antigua Grecia.

Clasicismo

Puede decirse que el clasicismo es un movimiento que siguió los principios del modelo desarrollado durante el mencionado periodo antiguo, que se extendió entre el siglo V antes de Cristo y el siglo II d.C. Entre sus principales características se encuentra la búsqueda de la perfección física, estética e intelectual del ser humano.

Predominante en los siglos XVIII y XIX, el clasicismo puede advertirse en múltiples manifestaciones artísticas, como la pintura, la música, la literatura y la arquitectura. Además de las ideas de la Antigüedad clásica, también toma conceptos del Renacimiento, el humanismo y otras corrientes.

La armonía como eje, el equilibrio entre la forma y el fondo, la búsqueda de proporciones formales y la racionalidad son algunas de las cuestiones que rigen las obras del clasicismo.

Entre las manifestaciones más trascendentes del clasicismo aparece la pintura clasicista, que surgió como oposición a la pintura barroca. Los expertos en arte mencionan la construcción del espacio a través de planos sucesivos, la ausencia de contrastes marcados, las formas nítidas y la preponderancia del dibujo sobre el color como sus propiedades más notorias.

A nivel literario, se destaca el llamado clasicismo de Weimar, impulsado por figuras como Friedrich von Schiller y Johann Wolfgang von Goethe entre el final del siglo XVIII y el comienzo del siglo XIX.

La música culta del continente europeo que se desarrolló entre mediados del siglo XVIII y comienzos del XIX entra en el estilo denominado clasicismo. Algunos de los compositores de este periodo fueron Marianna Martínez y Joseph Haydn. Con respecto al momento que estaban atravesando las demás artes, como ser la literatura y la arquitectura, podemos decir que se encontraban en el actualmente denominado neoclasicismo.

El clasicismo musical se difundió principalmente en Viena, además de Mannheim, París y Berlín. Podemos decir que entre sus características más sobresalientes están las texturas muy claras, las frases simétricas, la tonalidad plena y las formas musicales como el cuarteto, la sonata y la sinfonía.

A diferencia de las otras artes, la música no tenía suficientes modelos provenientes de la Antigüedad para inspirarse en ellos y continuar construyendo. Por esta razón, se suele decir que el estilo clásico es muy diferente a todo lo que lo antecedió. De hecho, cuando los románticos hablaban de “música clásica” solamente hacían referencia a las obras del clasicismo.

Así como en la ilustración, la música del clasicismo también se destacó por un especial enfoque en el equilibrio y la claridad, el desprecio por el artificio y los excesos del barroco, el acercamiento a la naturaleza por medio de la simpleza de las estructuras y la simetría de las frases, y la verosimilitud de los argumentos en la ópera para conseguir acercarse más al espectador.

Precisamente, la música culta rompió las absurdas barreras que la mantenían de forma exclusiva en la aristocracia para finalmente llegar a la burguesía, y muchos compositores comenzaron a adaptar sus estilos a las tendencias populares. A lo largo del clasicismo creció la importancia de la música, y su mayor difusión dio lugar a que los compositores viajaran por todo el continente europeo para presentar sus obras en las capitales más importantes.

La música clásica se caracteriza por dar a la voz más aguda las melodías principales, haciendo que las demás la acompañen, y todo esto se reflejaba por escrito de forma explícita, a diferencia de las prácticas anteriores que dieron lugar a un sinfín de partituras que si fuesen escritas en la actualidad serían consideradas incompletas.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de clasicismo (https://definicion.de/clasicismo/)

Buscar otra definición