Definición de contabilidad gubernamental

Antes de proceder a determinar el significado del término contabilidad gubernamental, se hace necesario que dejemos patente cuál es el origen etimológico del mismo. En este sentido, tenemos que exponer que las dos palabras que lo conforman, proceden del latín:
• Contabilidad es fruto de la suma de varios componentes latinos: el prefijo “con-”; el verbo “putare”, que significa “calcular”; la partícula “-bilis”, que es equivalente a “que puede”; y el sufijo “-dad”, que se usa para indicar “cualidad”.
• Gubernamental, por otra parte, es fruto de la unión de tres elementos latinos: el vergo “gubernare”, que significa “gobernar”; el sufijo “-al”, que se emplea como sinónimo de “relativo a”; y el sufijo “-mento”, que indica “instrumento”.

Contabilidad gubernamental

La contabilidad es la técnica y ciencia que aporta información de utilidad para la toma de decisiones financieras. El contador o contable se encarga de estudiar el patrimonio de una entidad y vuelca sus resultados en un estado contable o financiero que supone un resumen de la situación económica.

Gubernamental, por otra parte, es lo perteneciente o relativo al gobierno del Estado. Puede decirse que el gobierno está vinculado a la conducción política, mientras que el Estado es una forma de organización social soberana y coercitiva.

La contabilidad gubernamental, por lo tanto, es el tipo de contabilidad que registra las operaciones financieras de las entidades y dependencias de la administración pública. Todos los eventos económicos cuantificables que afecten al Estado forman parte del interés de la contabilidad gubernamental.

A través de la contabilidad gubernamental, los dirigentes a cargo de la conducción del Estado deben rendir cuentas a los organismos competentes para mostrar cómo administran el dinero público.

En concreto, podemos establecer que son varios los usuarios de la contabilidad gubernamental. Así, entre aquellos se encuentran el poder legislativo, los inversionistas, los analistas económicos, los acreedores, los proveedores de recursos, los analistas financieros o las agencias internacionales, por ejemplo.

Asimismo hay que tener en cuenta que cuando se habla de este tipo de contabilidad se hace imprescindible determinar que su estructura se encuentra delimitada por tres elementos, que son el principio de legalidad, los principios básicos de contabilidad gubernamental y las reglas particulares en base al criterio prudencial.

Entre las características fundamentales que tiene que poseer la contabilidad gubernamental se encuentran las siguientes:
• Integralidad del registro y cobertura del mismo.
• Uniformidad.
• Centralización normativa.
• Marco doctrinario.
• Descentralización operativa.
• Control contable de los bienes.
• Funcionamiento de manera integrada con otros sistemas.
• Estructuración basada, entre otras cosas, en el flujo de datos.

De igual manera, la contabilidad gubernamental es una herramienta imprescindible para la elaboración del presupuesto. Aunque depende de cada constitución, lo más habitual es que el presupuesto sea sometido a debate parlamentario. La información que permite defender o criticar el presupuesto procede de los balances ofrecidos por la contabilidad gubernamental.

Es importante destacar que la contabilidad gubernamental está regida por diversas leyes y regulada por varias instituciones. La intención es que el gobierno de turno no aproveche su posición para utilizar los fondos estatales según su conveniencia e intereses, sino que la gestión financiera sea transparente.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de contabilidad gubernamental (https://definicion.de/contabilidad-gubernamental/)