Definición de contaminación sonora

Para poder conocer a fondo el significado del término contaminación sonora, se hace necesario, en primer lugar, descubrir el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma. En este caso, podemos exponer lo siguiente:
-Contaminación deriva del latín, concretamente de “contaminatio – contaminationis” que, a su vez, procede del verbo “contaminare”, que puede traducirse como “ensuciar” o “alterar la pureza de algo”.
-Sonora, por otro lado, también emana del latín, en su caso de “sonorus”, que es sinónimo de “sonoro”. En concreto, es fruto de la suma de dos componentes: el verbo “sonare”, que significa “hacer ruido”, y el sufijo “-oro”, que se usa para indicar “plenitud”.

Contaminación sonora

Al acto y el resultado de contaminar se lo conoce como contaminación. Se trata de un proceso que refiere a alterar, de forma nociva, las condiciones normales o naturales de algo. Sonoro, por su parte, es aquello que suena (genera un ruido).

La contaminación sonora, en este marco, alude a un exceso de ruido que modifica las características del ambiente en una región. También conocida como contaminación acústica, esta alteración ambiental afecta negativamente la calidad de vida.

A diferencia de la contaminación del aire, la contaminación del agua o la contaminación del suelo, la contaminación sonora no es acumulable ni persiste en el tiempo una vez que se produce. Si durante diez días consecutivos se arrojan desechos industriales a un río o a un campo, dicha contaminación se habrá ido acumulando con el correr de las jornadas y se mantendrá en el lugar hasta que se lleve a cabo algún tipo de saneamiento. La contaminación sonora, en cambio, existe mientras la fuente generadora del ruido permanezca activa; luego, desaparece.

El ruido, considerado como un agente contaminante, es un sonido estruendoso y persistente que genera molestias y hasta daños en los seres humanos y los animales. Los trastornos producidos por la contaminación sonora pueden ser físicos o psicológicos.

Además de todo lo expuesto sobre la contaminación sonora, tenemos que subrayar otra serie de características que posee:
-Es difícil de cuantificar.
-Se viene a localizar en lo que son espacios muy concretos.
-Únicamente se percibe por uno de los sentidos: el oído.
-Es el tipo de contaminante más económico, ya que únicamente para generarla es suficiente la voz del ser humano.

El tráfico aéreo sobre zonas urbanas, el funcionamiento de máquinas en la vía pública y la música que se reproduce muy fuerte por altavoces (parlantes) son algunos ejemplos de contaminación sonora. Las personas que están sometidas de manera constante a estos estímulos pueden experimentar problemas en los tímpanos o tener dificultades para descansar, por citar algunas posibilidades.

De la misma manera, no podemos pasar por alto otras consecuencias que sufren las personas que se encuentran sometidas de manera más o menos frecuente a la contaminación sonora o acústica:
-Pérdida de la capacidad auditiva.
-Estrés.
-Afecciones de tipo cardiovascular.
-Conductas agresivas.
-Baja productividad.

Asimismo, las zonas con una alta contaminación acústica se topan con el hecho de que se produce la pérdida del valor de los inmuebles que allí existen.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2016. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de contaminación sonora (https://definicion.de/contaminacion-sonora/)

Buscar otra definición