Definición de cordón umbilical

Antes de proceder a conocer el significado del término cordón umbilical es necesario descubrir el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma:
-Cordón, en primer lugar, procede del francés “cordon”, que a su vez deriva del latín “chorda” y este del griego “khorde” que significa “cuerda del intestino”.
-Umbilical, en segundo lugar, tenemos que exponer que procede de la palabra latina “umbilicaris”, que puede traducirse como “relativo al ombligo”. Es fruto de la suma de dos componentes claramente delimitados: el sustantivo “umbilicus”, que es sinónimo de “ombligo”, y el sufijo “-al”, que se usa para indicar “relativo a”.

Cordón umbilical

Se denomina cordón umbilical a la serie de vasos que vinculan el vientre de un bebé en gestación con la placenta de su madre, permitiendo la nutrición del feto hasta que llegue el momento de su nacimiento.

Un cordón es una cuerda o una tira. Umbilical, por su parte, alude a aquello vinculado al ombligo: la cicatriz formada en el vientre cuando se corta y se seca el cordón umbilical.

Los animales mamíferos placentarios cuentan con este cordón que posibilita alimentar al feto en crecimiento. La vena umbilical y las arterias umbilicales –protegidas por la llamada gelatina de Wharton– son los vasos que permiten el intercambio sanguíneo y de sustancias que se desarrolla entre la placenta y el embrión. Una vez que se produce el alumbramiento, el cordón umbilical debe cortarse y así se genera el ombligo.

En el ser humano, el cordón umbilical suele tener un diámetro de entre uno y dos centímetros y una extensión de poco más de cincuenta centímetros. La estructura del cordón es helicoidal.

Es importante destacar que las células que se encuentran en la sangre del cordón umbilical pueden contribuir a curar diversas enfermedades. Por eso hay bancos de sangre de cordón umbilical que se encargan de almacenar estas células madre.

Existen diversos trastornos vinculados al cordón umbilical que pueden poner en riesgo la vida del bebé y de la madre. El cordón puede enrollarse alrededor del feto, carecer de alguna de las arterias, anudarse o sufrir la separación de sus vasos antes de arribar a la placenta. El cordón, por otra parte, puede salir antes que el feto por el canal del parto.

Además de todo lo expuesto, merece la pena conocer otra serie de aspectos curiosos acerca del cordón umbilical, como son los siguientes:
-Las células madre de sangre del mencionado cordón se vienen utilizando para curar enfermedades desde la década de los años 80.
-En la actualidad existen empresas que se encargan de realizar todo tipo de collares y pulseras a partir del cordón umbilical. De esta manera permiten que padres y madres lleven consigo un recuerdo del nacimiento de sus hijos.
-Cuando nace el bebé, el cordón umbilical se corta a unos 3 o 4 centímetros, aproximadamente, de lo que es la barriguita del pequeño. Ese proceso no es doloroso ni para la madre ni para su hijo porque el citado cordón no cuenta con nervios.
-Por regla general, el muñón del cordón se caerá por sí solo entre los 5 y los 15 días posteriores al nacimiento del pequeño.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2016. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de cordón umbilical (https://definicion.de/cordon-umbilical/)

Buscar otra definición