Definición de dactilografía

La noción de dactilografía se emplea como sinónimo de mecanografía. Ambos términos aluden a la técnica que se desarrolla al utilizar el teclado de una máquina para escribir.

Dactilografía

Es posible distinguir entre la escritura a mano y la escritura a máquina. En el primer caso, la persona debe realizar los trazos de los caracteres de manera manual, usando un lápiz, un bolígrafo o un elemento similar. La escritura a máquina, en cambio, se lleva a cabo con un teclado: el sujeto debe presionar teclas para que los caracteres aparezcan plasmados en un papel o en una pantalla.

La dactilografía, por lo tanto, se vincula a este segundo mecanismo de escritura. Durante mucho tiempo la disciplina estuvo asociada a las máquinas de escribir, aunque con los años la técnica pasó a aplicarse en las computadoras (los ordenadores).

Las máquinas de escribir originales eran mecánicas: cuando la persona presionaba una tecla, se activaba un mecanismo que imprimía el carácter en el papel a través de la tinta que se aplicaba sobre el mismo. Luego surgieron las máquinas eléctricas y más adelante las computadoras, con las cuales los caracteres aparecen en una pantalla por medio de un sistema digital. La configuración de los teclados, en este marco, no se modificó demasiado, por lo cual la dactilografía mantuvo su esencia.

La posición de las manos, la ubicación de los dedos en el teclado y la postura corporal son algunas de las cuestiones que analiza la dactilografía para favorecer que un individuo pueda escribir rápido y correctamente sin necesidad de mirar las teclas.

Uno de los beneficios que la dactilografía nos ha brindado desde sus comienzos es la posibilidad de escribir a una velocidad considerablemente mayor que con el método manual, sin que esto afecte en absoluto la claridad de los caracteres. Esto ha sido siempre muy apropiado para los ámbitos corporativos, donde se deben almacenar documentos en archivos para ser revisados en el futuro, no siempre por las personas que los han creado.

DactilografíaEs importante señalar que en la actualidad existen diversas tecnologías que se usan en combinación con las nociones básicas de dactilografía para el ingreso de texto en un dispositivo electrónico, y que no todas ellas están directamente relacionadas ni podrían reemplazar esta disciplina por completo. Por ejemplo, el ratón es un periférico usado en los ordenadores principalmente para interactuar con objetos tales como iconos, elementos de un formulario (como ser botones, listas desplegables y barras deslizables) y ventanas; sin embargo, también es posible usarlos para escribir sobre un teclado virtual.

Si bien no es normal escribir un texto largo haciendo uso exclusivo del ratón, en ciertos contextos puede resultar muy útil para aumentar las medidas de seguridad: al ingresar en el panel de control de una cuenta bancaria, por ejemplo, es común que aparezca un teclado en pantalla para escribir nuestra clave secreta, con el objetivo de combatir los intentos de control automatizado por usuarios no autorizados.

La dactilografía también se ve complementada por los sistemas de reconocimiento de voz, que nos permiten dictarle palabras al dispositivo para que éste las reconozca y las ingrese donde deseemos, ya sea un documento de texto o una barra de direcciones de un navegador; en este caso sí estamos ante una tecnología que puede perfectamente prescindir del uso de las manos para la escritura, y de hecho la aprovechan muchas personas con problemas de salud, como ser artrosis.

El término mecanografía, que todavía al día de hoy es posible usar como sinónimo de dactilografía en ciertos ámbitos, en realidad quedó obsoleto tras dichos cambios que fueron transformando esta disciplina y alejándola cada vez más de los aparatos mecánicos; por esta razón, en la actualidad se prefiere dactilografía.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2017. Actualizado: 2018.
Definicion.de: Definición de dactilografía (https://definicion.de/dactilografia/)

Buscar otra definición