Definición de denegación

Con origen etimológico en el latín denegatĭo, denegación es un término vinculado al verbo denegar, el cual hace referencia a no otorgar aquello que se requiere o se demanda. A continuación, algunas oraciones donde se ejemplifica su uso: “El gobierno sorprendió al pueblo con la denegación de la autorización para que se llevara a cabo el maratón en la ciudad”, “Mañana voy a ir a la oficina para que me expliquen el por qué de la denegación”, “El detenido, tras la denegación del juez, anunció que recurriría a la Corte Suprema”.

Denegación

La denegación, por lo tanto, es una respuesta negativa a una solicitud o a un pedido. Tomemos el caso de un club que quiere organizar un concierto para recaudar fondos. Como prevé la asistencia de mucha gente y sus instalaciones son reducidas, planea instalar el escenario en la calle. Para esto, sin embargo, debe pedir autorización al gobierno, ya que necesita cortar la calle e interrumpir el tráfico. El club realiza el pedido, pero éste es rechazado. Las autoridades justifican la denegación en la necesidad de que los coches puedan circular por dicha calle.

Otra situación similar puede darse en el seno de una empresa. Una empleada desea tomarse una licencia sin goce de sueldo para realizar un viaje. Con dicho propósito, envía una nota al presidente de la compañía, explicándole su voluntad. El directivo responde con la denegación y se apoya en que su presencia es indispensable por el momento, dado que no cuenta con un reemplazo idóneo para su puesto.

La denegación de auxilio, por otra parte, es el delito en el que incurre una persona cuando, sin un justificativo amparado por la ley, evade una obligación pública y no obedece el pedido de una autoridad.

Dentro del campo de la informática, existe un concepto denominado ataque de denegación de servicios, conocido asimismo por DoS (nótese el parecido con el DOS de Microsoft, por lo cual es importante escribir la ‘o’ en minúscula). Se trata de una agresión dirigida a un sistema de ordenadores o una red, cuya consecuencia es que los servicios o recursos provistos por una compañía se vuelvan inaccesibles para los clientes. En general, consiste en consumir el ancho de banda de un particular o grupo, causando un colapso e interrumpiendo la conexión.

Existe una variación del DoS, denominada denegación distribuida de servicios (o DDoS), que practica su ataque desde distintos focos, aumentando considerablemente la saturación del servidor. Comúnmente, se utilizan las denominadas botnet para llevar a cabo estos atentados contra un sistema, dada su moderada complejidad y el hecho de que actúen en forma automática y autónoma. Por otro lado, cabe aclarar que también pueden tener un fin constructivo, ya que sirven para verificar los límites de traspaso de información de una computadora, de forma que puedan establecerse antes de ofrecer un producto o servicio a los consumidores, evitando así potenciales trastornos tales como pérdida de información y cortes inesperados de comunicación.

Un DoS puede presentarse de distintas maneras, dado que existen muchas técnicas para generarlo; sin embargo, comparten el grupo protocolar TCP/IP para dar con su objetivo. En resumen, las características de uno de estos ataques son las siguientes:

* se consumen la memoria de almacenamiento, la capacidad de procesamiento y el ancho de banda de uno o más ordenadores contra la voluntad de sus dueños;
* se modifican los datos de su configuración, que van desde los superficiales hasta aquéllos que comprometen la estabilidad del equipo;
* se interrumpe el funcionamiento de algunos dispositivos;
* se bloquean los canales de comunicación que permitirían a los usuarios afectados conectarse con los proveedores de los servicios que le han sido arrebatados o alterados.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2011. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de denegación (https://definicion.de/denegacion/)
Top