Definición de empréstito

Un empréstito es un préstamo tomado por una compañía, una organización o un Estado. El concepto, que tiene su raíz etimológica en el vocablo latino imprestito, suele usarse cuando el préstamo en cuestión se encuentra representado por títulos, ya sea al portador o negociables.

Empréstito

Los empréstitos, por lo tanto, se concretan mediante pagarés, cédulas, bonos y otra clase de títulos. Por eso puede decirse que son préstamos que conceden los particulares, ya que son quienes adquieren dichos títulos.

En concreto, en este sentido podemos exponer que los pagarés son los emitidos a corto plazo, concretamente a menos de un año, mientras que los bonos simples son emitidos a corto o medio plazo, entre 3 y 5 años. Asimismo, no hay que olvidarse tampoco de las llamadas obligaciones, que son emitidas a largo plazo.

Lo habitual es que un empréstito surja cuando una corporación requiere un monto de financiación muy elevado, resultándole difícil satisfacer su necesidad con un único prestamista. De este modo, divide la deuda que necesita en muchos títulos (que funcionan como pequeños préstamos), los cuales son comprados por diferentes individuos (prestamistas).

En un empréstito, en definitiva, hay un prestatario (quien emite el empréstito, pidiendo el préstamo a través de la emisión de obligaciones), uno o más prestamistas (aquellos que compran la obligación y, por lo tanto, prestan el dinero) y un intermediario financiero (la entidad que se encarga de coordinar las operaciones y el vínculo entre prestatario y prestamista).

Además de todo lo indicado, no podemos pasar por alto el hecho de que en un empréstito juegan un papel realmente los siguientes conceptos o términos:
-El valor nominal, que es el valor que tiene el título sobre el que se van a pagar los intereses.
-El valor efectivo. Este es el concepto que se utiliza para referirse al valor que el título posee en el mercado en un momento determinado.
-El valor de emisión, que, como su propio nombre indica, es el valor que posee el título en el momento que se emite.
-El valor de reembolso, que viene a ser el valor por el que se va a devolver el empréstito cuando se produzca el instante de lo que es su amortización.

De la misma manera, no podemos pasar por alto que se pueden diferencias dos tipos distintos de empréstitos en la actualidad:
-Obligaciones sin pago periódico, que son aquellas en las que la liquidación de interés tiene lugar paralelamente a lo que es la amortización del empréstito.
-Obligaciones con pago periódico, que son en las que, de forma regular, se produce lo que es una liquidación de los correspondientes intereses.

Veamos un ejemplo histórico para comprender cómo funciona un empréstito. En 1822, la Junta de Representantes de la Provincia de Buenos Aires autorizó al gobierno a negociar un empréstito millonario cuyos fondos se emplearían para construir un puerto, desarrollar una red de agua potable y fundar pueblos. Con este objetivo se estableció un consorcio en representación del gobierno de Buenos Aires, que firmó un acuerdo con la empresa británica Baring Brothers & Co. Esta firma se encargó de adquirir los títulos y colocarlos en el mercado, concretándose un empréstito de 1.000.000 de libras esterlinas. El préstamo con sus intereses recién se terminó de pagar ocho décadas después: como si fuera poco, la deuda contraída por Buenos Aires no se destinó al objetivo original.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de empréstito (https://definicion.de/emprestito/)

Buscar otra definición