Definición de equimosis

La etimología de equimosis nos lleva al vocablo latino ecchymosis, a su vez derivado del griego ekchýmōsis (que puede traducirse como “extravasación”: la salida de un fluido de su vaso). Empleado en el ámbito de la medicina, el término equimosis alude a una mancha que surge en un órgano interno o en la piel como resultado de una imbibición de sangre por un golpe u otro motivo.

Equimosis

La equimosis, por lo tanto, es una lesión que constituye un signo clínico. La sangre extravasada se infiltra en el tejido subcutáneo, generando una mancha de tamaño variable según el tipo de contusión.

Lo que revela la equimosis, en definitiva, es la ruptura de un vaso sanguíneo. Esta situación hace que se produzca un sangrado interno y que la sangre se embeba en el tejido, advirtiéndose en la piel por la aparición de una mancha. La acción de diversas células y enzimas provoca que la mancha vaya cambiando de color, oscilando entre el rojizo azulado, el verdoso y el café.

Por lo general, una equimosis tiene una longitud de entre uno y dos centímetros. Cuando el tamaño es menor, a la lesión se la suele llamar petequia. Por otra parte, si la acumulación sanguínea subcutánea genera una elevación de la piel, se habla de hematoma.

Las equimosis provocan dolor ya que los nervios de la zona de la contusión se ven afectados por el golpe. De todos modos, no suele requerirse ninguna acción como tratamiento ya que las molestias cesan naturalmente con el paso del tiempo.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de equimosis (https://definicion.de/equimosis/)