Definición de extradición

Extradición proviene de un término latino compuesto que puede traducirse como “acción de entregar”. Se trata del proceso que impulsa una autoridad estatal para enviar a un sujeto a otra nación, dejando que las autoridades de este segundo Estado puedan desarrollar un proceso judicial contra el individuo en cuestión o posibilitando que la persona pague en este territorio una sanción ya establecida.

Extradición

Esto quiere decir que un hombre que está acusado o condenado según la ley de un país X, es detenido en un país W y enviado (extraditado) por las autoridades de éste para que sea enjuiciado o para que pague el castigo en el país X.

Un ejemplo de extradición tuvo lugar con el ex presidente peruano Alberto Fujimori. En 2005, Fujimori fue detenido en Chile, tras un pedido de la embajada peruana, bajo la acusación de corrupción y violación de los derechos humanos. En septiembre de 2007, la Corte Suprema de Chile aceptó el pedido de extradición realizado por Perú y extraditó a Fujimori. En conclusión, Fujimori fue acusado por delitos en suelo peruano, detenido en territorio chileno y extraditado a Perú (donde habría cometido los ilícitos).

Un Estado tiene la obligación de aceptar la extradición de un ciudadano extranjero cuando ha firmado un tratado internacional con el país que requiere la extradición. En caso que no exista dicho tratado, el Estado en cuestión puede decidir si acepta, o no, la extradición del individuo.

Por lo general, los tratados de extradición piden que el Estado que solicita el proceso pueda demostrar la existencia de un motivo para llevar a juicio o sancionar a la persona. Algunos tratados también exigen que el delito que se imputa esté tipificado en la legislación penal de ambos países.

Asilo y Extradición

Los conceptos de asilo y extradición se encuentran íntimamente vinculados. Mientras la extradición hace referencia al envío de una persona que ha cometido un determinado delito de un Estado a otro, el asilo es el derecho del cual el acusado puede hacer uso para exigir que el país en el que se encuentra le proteja; este derecho sólo es plausible para personas que no hayan cometido delitos graves y siempre debe ser contemplado en los tratados firmados entre ambos países.

El asilo es contemplado fundamentalmente para aquellas personas que se han exiliado por cuestiones políticas, el Estado que los acoge les asegura el bienestar y la seguridad jurídica de este territorio los avala salvaguardando su integridad psico-física-moral.

Entre los distintos países se firman convenios que regulan este tipo de circunstancias, el objetivo de los mismos es velar fundamentalmente por los derechos de todos los ciudadanos para evitar que se cometan abusos.

Si bien ambos conceptos se encuentran enfrentados porque, mientras que uno intenta proteger al individuo buscado el otro plantea la opción de enviarlo al Estado donde ha cometido el delito, gracias a lo pautado por el Derecho Internacional, se intenta llevar una regulación adecuada de estos casos. De este modo, se supone que lo que se resuelva siempre será en favor de la justicia. Cabe mencionar que dicho decreto no protege a aquellos que han cometido actos ilícitos y por tanto, aboga por la extradición en estos casos, sin embargo estudia y realiza un seguimiento a fin de que los ciudadanos extraditados reciban un trato justo y puedan hacer uso de sus derechos civiles.

Cabe mencionar por último que existe un organismo que se llama Amnistía Internacional que se encuentra constantemente investigando acerca de este tipo de acciones y que vela por la seguridad de las personas en todo el mundo, analizando detenidamente sobre todo aquellas decisiones que toman los Estados en torno a sus presos políticos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2011. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de extradición (https://definicion.de/extradicion/)