Definición de fulgor

Antes de entrar de lleno en el significado del término fulgor vamos a proceder a conocer su origen etimológico. En este caso, tenemos que subrayar que deriva del latín, concretamente de la palabra “fulgor”, que es fruto de la suma de dos componentes léxicos de dicha lengua:
-El verbo “fulgere”, que puede traducirse como “brillar”.
-El sufijo “-or”, que se usa para indicar “efecto y resultado”.

Fulgor

El concepto de fulgor una chispa o un brillo. El término puede utilizarse en sentido físico para referirse a un resplandor, pero también de manera simbólica.

Por ejemplo: “Al alcanzar la cima de la montaña y mirar hacia el cielo, el fulgor de las estrellas lo sorprendió”, “A partir de los primeros días de marzo, el fulgor veraniego comienza a apagarse en esta ciudad”, “Este diamante ostenta un fulgor particular”.

Entre los sinónimos que tiene la palabra que nos ocupa, podemos destacar algunos tales como brillo, destello, halo, centelleo o brillantez. Por el contrario, entre sus antónimos hay términos como oscuridad.

Las estrellas (especialmente el sol), las lámparas incandescentes (también llamadas lamparitas o bombillas) y los focos evidencian fulgor. En ciertos casos, el fulgor puede resultar molesto para la vista, afectando los ojos.

En su uso simbólico, fulgor se utiliza como sinónimo de esplendor o furor. Cuando una persona hace referencia al fulgor de algo, está aludiendo a su alto grado de intensidad o a su apogeo.

El fulgor navideño, por citar un caso, se alcanza en diciembre. En este mes se desarrollan todas las actividades vinculadas a la celebración de Navidad, por eso las personas realizan compras, organizan reuniones y participan de diversas ceremonias. Durante el resto del año, el espíritu navideño pasa desapercibido, pero en diciembre llega su fulgor.

El fulgor de un equipo de fútbol, en tanto, se produce en el momento en el cual el conjunto en cuestión alcanza sus mayores logros. Supongamos que un club, entre 1950 y 1990 ganó dos campeonatos, luego obtuvo ocho entre 1991 y 1999 y finalmente, solo uno desde 2000 hasta la actualidad. Puede decirse, ante estos resultados, que el club tuvo su fulgor en la década de’ 90.

Además de todo lo indicado, tenemos que subrayar que el término fulgor ha sido utilizado en numerosas ocasiones para darle título a obras culturales de distinta tipología. Este sería el caso, por ejemplo, de la canción “Flor que da fulgor”, que forma parte de la banda sonora de la película de dibujos animados “Enredados” (2010) y que es de la artista Dana Paola.

De la misma manera, hay una novela enmarcada dentro del género negro que se titula precisamente “Fulgor”. Se trata de un libro escrito por Manel Loureiro que toma como protagonista a Casandra, una mujer que tiene una vida aparentemente feliz hasta que sufre un accidente de tráfico que la deja en coma durante varias semanas.

Cuando, casi milagrosamente, consigue recuperarse se da cuenta que en ese tiempo su vida ha cambiado y es que hay alguien que la acecha a ella y a su familia.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de fulgor (https://definicion.de/fulgor/)

Buscar otra definición