Definición de gajo

El término gajo procede de galleus, un vocablo del latín vulgar que se empleaba para calificar a aquello parecido a una agalla (excrecencia) de un árbol. El concepto se utiliza para aludir a las diversas partes en las cuales se dividen ciertos frutos.

Gajo

Recordemos que un fruto es un producto de una planta que permite la protección de las semillas y que, en muchos casos, es comestible. A esta estructura del fruto que recubre las semillas se la llama pericarpio, a su vez compuesta por tres capas: el epicarpio, el mesocarpio y el endocarpio.

El endocarpio es la capa más interna, que tiene distintas consistencias según el tipo de planta. En frutos como la mandarina, el limón y la naranja, el endocarpio se divide en secciones conocidas como gajos.

Puede decirse, en definitiva, que los gajos son los trozos en los cuales, de manera natural, se fragmentan ciertas frutas. Si quitamos la cáscara de una mandarina, por citar un caso, encontraremos numerosos gajos adheridos entre sí, pero que se pueden separar con facilidad. Algo similar ocurre con las naranjas.

La noción de gajo también puede usarse con referencia a una rama que se desprende del tronco de un árbol a o un esqueje (el fragmento de una planta que una persona separa intencionalmente con el objetivo de lograr la reproducción del vegetal en cuestión). Un individuo puede obtener un gajo de un tallo para introducirlo en la tierra y hacer que eche raíces. Poco a poco, irá creciendo una planta idéntica a la original.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de gajo (https://definicion.de/gajo/)

Buscar otra definición