Definición de geosfera

Para poder conocer el significado del término geosfera, vamos a conocer en primer lugar lo que es su origen etimológico. Así, podemos establecer que es una palabra que deriva del griego, concretamente es fruto de la suma de los siguientes componentes léxicos de dicha lengua:
-El sustantivo “geos”, que puede traducirse como “tierra”.
-La palabra “sphaira”, que es sinónimo de “esfera”.

Geosfera

Se denomina geosfera al sector sólido de nuestro planeta que está formado por capas concéntricas. Se trata de la estructura interna que va del núcleo terrestre hasta la litosfera.

La Real Academia Española (RAE) acepta tanto el término geosfera (acentuado en la segunda E) como geósfera (con tilde en la O). Por lo tanto puede ser una palabra grave o esdrújula, según la forma elegida.

La geosfera forma los fondos marinos, contando de este modo con partes sumergidas. Además emerge en el desarrollo de las islas y los continentes.

Si tenemos en cuenta lo que es la composición de las capas de la Tierra podemos establecer que cuenta con tres: corteza, manto y núcleo. Sin embargo, si lo que tenemos en consideración es el conjunto de propiedades físicas de las capas de la Tierra podemos indicar que se compone de litosfera, astesnosfera, mesosfera, endosfera y núcleo interno.

En el sentido más amplio, se le reconocen tres capas concéntricas: el núcleo, el manto y la corteza.

La capa más interna es el núcleo, que se encuentra a una temperatura muy alta. El núcleo puede dividirse en núcleo interno y núcleo externo, que están integrados por metales como el hierro. La capa intermedia recibe el nombre de manto, donde se encuentra el magma. Finalmente, la capa más externa es la corteza. La zona superior del manto y la corteza, por otra parte, forman la litosfera (o litósfera).

De la litosfera podemos subrayar, además, que está conformada por lo que son rocas de poca densidad y se divide en dos partes claramente diferenciadas:
-La capa inferior, que también responde al nombre de SIMA porque está formada por rocas tales como el sílice y el magnesio. En concreto, esas rocas no superan la densidad de 3,4. Se encarga de darle forma tanto al fondo de los océanos como a la base de los continentes.
-La capa superior se llama SIAL, ya que se encuentra formada por rocas tales como el sílice y el aluminio. Esas tienen una densidad que ronda los 2,5. De esta capa hay que subrayar, además, que es la que se encarga de darle forma a los continentes.

Los minerales que forman las rocas son el componente de la corteza, la capa superficial de la geosfera. Estos minerales determinan las propiedades de las rocas, como su dureza, su brillo o su color. De acuerdo a su origen, las rocas pueden ser metamórficas (surgidas a partir de la compresión o el calentamiento de otras rocas), ígneas (creadas por la solidificación del magma) o sedimentarias (que aparecen por la unión de partes de rocas o restos de seres vivos).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de geosfera (https://definicion.de/geosfera/)

Buscar otra definición