Definición de madeja

El vocablo latino mataxa llegó a nuestra lengua como madeja. El término alude al hilo recogido en torno a un aspa.

Madeja

Al disponer un hilo en madeja, resulta sencillo devanarlo. De este modo se facilita el almacenamiento, la comercialización y el transporte de las fibras textiles.

La lana, por ejemplo, suele venderse en madejas. Lo habitual es que la persona que adquiere la madeja de lana, a la hora de utilizarla para tejer, la convierta en un ovillo.

En este punto es importante marcar las diferencias entre las madejas y los ovillos. En las madejas, los hilos se recogen en vueltas de la misma medida. Esta presentación garantiza que la fibra original conserve su elasticidad y que no se deforme. Los ovillos, en tanto, son bolas que se forman a partir de enrollar los hilos sobre sí mismos. Para ir desenrollando el ovillo, alcanza con tirar de su extremo. Por eso, para empezar a tejer, se tiende a transformar la madeja en ovillo.

La madeja, por otra parte, es una comida típica de la región española de Aragón que se elabora con los intestinos y las tripas del cordero. Por lo general se consume como aperitivo o entrada (entrante).

Para preparar madejas, el primer paso es limpiar bien el estómago del animal, enrollarlo y hervirlo en agua salada, que puede condimentarse con ajo, cebolla, pimienta, laurel y alguna bebida alcohólica (como vino blanco o coñac). Una vez que está tierno, se lo saca del agua y se lo hace reposar cerca de una hora. Ya frío y seco, se lo corta en trozos que se fríen en una sartén con aceite. Las madejas se sirven cuando están doradas, espolvoreando un poco de perejil picado por encima.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de madeja (https://definicion.de/madeja/)

Buscar otra definición