Definición de manipulación

Antes de proceder a determinar el significado del término manipulación que nos ocupa, queremos dejar patente cuál es el origen etimológico del mismo. En concreto, podemos exponer que emana del latín, y más exactamente del vocablo manipulus, que venía a emplearse para referirse a aquel comando militar que era “manipulado” o dirigido por un mando determinado.

Manipulación

Manipulación es la acción y efecto de manipular (operar con las manos o con un instrumento, manosear algo, intervenir con medios hábiles para distorsionar la realidad al servicio de intereses particulares).

Por ejemplo: “En el laboratorio trabajamos con elementos peligrosos: la manipulación de los objetos de trabajo tiene que hacerse con mucho cuidado”, “La manipulación de los ácidos generó serios problemas en mi salud”, “No te dejes engañar, tu padre es un experto en la manipulación de las personas”.

No menos importante es que hagamos referencia a lo que se conoce como manipulación informativa. Se trata de un término que se usa básicamente dentro de lo que es el sector de los medios de comunicación, y viene a definir a aquellas acciones que se realizan por parte de periodistas y montadores de imágenes y sonido con el claro objetivo de servir a unos intereses determinados.

En ese sentido, lo que hacen es ofrecer información sesgada de un acontecimiento concreto con una clara intencionalidad, la de poder favorecer a sus afines. Así, por ejemplo, a lo largo de la Historia han tenido lugar un sinfín de manipulaciones informativas en telediarios para, de esta manera, beneficiar a un determinado partido político y perjudicar al rival de este.

En concreto, los pilares de dicha acción son la tergiversación de los acontecimientos sobre los que actúa, la selección de la información, el retoque fotográfico en el caso de los medios de comunicación escritos, las llamadas tomas falsas, el uso de la maquetación y de la tipografía empleada e incluso también la semántica.

Basándose en esos elementos es como se consigue que cualquier hecho se pueda manipular de manera informativa.

La manipulación mental está asociada a la toma de control del comportamiento de un individuo o de un grupo mediante técnicas de persuasión o de la presión psicológica. El manipulador intenta eliminar el juicio crítico de la persona, distorsionando su capacidad reflexiva.

A través de diversas técnicas, el manipulador logra influir en las acciones, el pensamiento y las emociones del sujeto. La manipulación puede desarrollarse en cualquier tipo de ámbito y relación. Existen relaciones de manipulación en el seno de las familias (padre-hijo, madre-hijo, marido-mujer, etc.), pero también en contextos muchos amplios (como la manipulación que ejerce un líder político sobre sus seguidores).

Una situación burda de manipulación se produce cuando una madre le dice a su hijo que, si se porta bien, Papá Noel le traerá regalos en Navidad. Esta es una manipulación menor, que no causa daño, pero que incluye la presentación de una realidad ficticia a un sujeto (el niño) que cree en las palabras del otro (la madre).

Una manipulación más riesgosa tiene lugar cuando un líder social presenta una visión sesgada de la realidad para inducir un determinado comportamiento en el pueblo, al culpar a los inmigrantes de los problemas económicos, por ejemplo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de manipulación (https://definicion.de/manipulacion/)