Definición de menester

Menester procede del latín ministerĭum y hace referencia a la falta o la necesidad de algo. Lo menester es aquello que se necesita o que se precisa por algún motivo. Por ejemplo: “Es menester que hables con el gerente de la sucursal de San Javier y le expliques lo que ha ocurrido con el envío”, “La limpieza de las calles es menester para recibir a los turistas”, “Fue menester pasar por algo semejante para entender la importancia de la familia”.

Menester

La utilización del concepto de menester, por lo tanto, se asocia a una necesidad. Si el dueño de una empresa dice que es menester reducir los costos, estará dando a entender que, si la reducción no se cumple, la compañía estará en problemas. Lo menester también puede vincularse a lo urgente.

En un sentido similar, si un entrenador de fútbol advierte que su equipo está siendo atacado por su rival de manera constante y que, en cualquier momento, puede recibir un gol, podría comentar a su ayudante que es menester reforzar la defensa del conjunto. De esta manera le estará comunicando la necesidad de realizar una modificación para evitar el gol contrario.

Además de todo lo expuesto, habría que subrayar que existen diversas expresiones que se usan o usaban coloquialmente y que hacen utilización del término que nos ocupa. Buena muestra de ello es la locución verbal “ser menester la cruz y los ciriales”. Esta se emplea con el claro objetivo de dejar patente que para lograr un fin concreto hay que realizar antes todo un amplísimo grupo de diligencias y de acciones.

En este sentido, tampoco podemos olvidar un refrán antiguo que llega a aparecer en alguna de las obras de Miguel de Cervantes. Nos estamos refiriendo a “el dar y el tener, seso ha menester”. Con él lo que se quiere expresar son dos cosas:
• Primero, que no hay que ser ni demasiado generoso ni tampoco avaro en exceso.
• Segundo, que hay que usar la cabeza a la hora de ser generoso con los demás. Es decir, que no sólo hay que ofrecer ayuda a los demás sino que también hay que pensar en uno mismo. Por eso, el refrán viene a dejar patente que lo razonable es tener un equilibrio en ese aspecto para así prestar apoyo a otras personas al tiempo que se tienen en cuenta las necesidades personales en cualquier momento.

Los menesteres, por otra parte, son las ocupaciones y los oficios habituales. Todos los empleos contemplan diversos menesteres: el barrendero tendrá entre sus menesteres recoger la basura que arroja la gente y las hojas que caen de los árboles; el cartero, entregar la correspondencia y las encomiendas; el contador, realizar balances y llevar los números de una empresa, etc.

En este sentido, tenemos que exponer que menester también es la palabra que se utiliza para referirse a cada uno de los utensilios o herramientas que un profesional necesita para poder llevar a cabo lo que serían las tareas que tiene encomendadas dentro de su trabajo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de menester (https://definicion.de/menester/)