Definición de metalografía

La metalografía es la disciplina dedicada al análisis de las propiedades y la estructura de los metales y las aleaciones. El concepto también refiere a la práctica que consiste en el desarrollo de dicha clase de estudio.

Metalografía

Gracias a la metalografía, es posible obtener datos acerca de las características mecánicas, químicas y físicas de los metales. Para esto se toman muestras del material a explorar y se las somete a un examen metalográfico.

El primer paso consiste en realizar un corte. Luego se hace un montaje y se lleva a cabo un trabajo de pulido y descarte. La finalidad es que el material quede limpio y con el acabado apropiado para proceder a la investigación metalográfica.

La labor de la metalografía continúa con el análisis en sí mismo, que implica una acción química para que la estructura del metal quede al descubierto. Finalmente se procede a la observación en un microscopio.

A través de la metalografía, en definitiva, se indaga en la microestructura de los metales y de las aleaciones metálicas. Sus aportes permiten conocer cómo es la composición atómica y química y la distribución espacial de las fases y los constituyentes.

Es importante tener en cuenta que la microestructura suele definir las propiedades macroscópicas. Las cualidades térmicas y la resistencia a la tracción, por ejemplo, mantienen un vínculo directo con la microestructura. Por eso la metalografía resulta clave a la hora del desarrollo de materiales para la industria.

Al conocer la microestructura de un metal, es posible anticipar cuál será su rendimiento en diferentes contextos. Así la metalografía contribuye a asegurar la fiabilidad de un material.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de metalografía (https://definicion.de/metalografia/)

Buscar otra definición