Definición de monocorde

El término monocorde tiene su origen etimológico en la lengua francesa. Se trata de un adjetivo que puede usarse en diferentes contextos.

Monocorde

La primera acepción de monocorde que menciona la Real Academia Española (RAE) en su diccionario alude a un instrumento musical que dispone de una única cuerda. En este marco, puede decirse que el monocordio es un instrumento monocorde ya que presenta una sola cuerda.

Los sonidos monocordes, por otra parte, son aquellos que reiteran una misma nota. Por extensión se califica como monocorde a lo monótono: algo que se desarrolla sin cambios, siempre del mismo modo.

Por ejemplo: “Los ataques del equipo local, de tono monocorde, no lograron llevar peligro al arco rival”, “Los escritores más aclamados de la actualidad son monocordes a nivel ideológico, ninguno se anima a exhibir un pensamiento que sea políticamente incorrecto”, “El discurso monocorde del religioso aburrió a muchos de los feligreses, que comenzaron a bostezar en sus asientos”.

Suele afirmarse que una persona habla de manera monocorde cuando no hay variaciones de tono en sus dichos. Estos individuos se expresan sin modificar el volumen de su voz y sin intensificar ninguna palabra en particular: por eso los oyentes pueden tener dificultades para mantener la atención.

Una película monocorde, en tanto, no cuenta con giros en su trama ni provoca impactos emocionales en el espectador. Esto hace que resulte aburrida debido a que todas sus escenas son similares entre sí. Lo mismo puede expresarse respecto a un libro que mantiene una tónica idéntica a lo largo de las páginas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de monocorde (https://definicion.de/monocorde/)

Buscar otra definición