Definición de somnoliento

El vocablo latino somnolentus llegó a nuestro idioma como somnoliento. Este adjetivo refiere a aquel que tiene sueño o a aquello que genera ganas de dormir. Por ejemplo: “El vino me dejó un poco somnoliento: mejor voy a dormir una siesta”, “Fue un partido somnoliento, sin ninguna jugada de gol a lo largo de los noventa minutos”, “El anciano abrió la puerta, somnoliento: quien había llamado era su hijo, que volvía tras ocho años de ausencia”.

Somnoliento

Una persona suele estar somnolienta cuando se acuesta con la intención de dormir. Supongamos que un hombre trabajó durante todo el día: después de cenar, es probable que esté somnoliento. Esa sensación lo llevará a acostarse con el objetivo de descansar y dormir.

También es habitual que un sujeto esté somnoliento al levantarse de la cama. El organismo no adquiere su funcionamiento y sus destrezas habituales apenas una persona se despierta, sino que lleva algo de tiempo. De este modo, en los primeros minutos e incluso horas después de dormir, las personas pueden sentirse somnolientas.

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto que hay niños que se enfrentan a un verdadero problema porque están permanentemente somnolientos o, al menos, con excesiva frecuencia. Ante esa situación es básico que se pongan en manos de pediatras para que puedan examinarlos, establecer un diagnóstico y, como es lógico, determinar el tratamiento más adecuado.

Entre las causas responsables de que un niño tenga somnolencia excesiva están las siguientes:
-Tiene una pésima calidad de sueño, porque se despierta muchas veces durante la noche como consecuencia, por ejemplo, de un exceso de frío o de calor en la habitación
-No duerme las horas que le corresponden. Esto puede ser debido a muchas razones como, por ejemplo, que no se acuesta a la hora que sería normal
-No lleva a cabo unos hábitos adecuados respecto al descanso. Estos son fundamentales para que su organismo se acostumbre a unos horarios y que, por tanto, “sepa” cuándo hay que dormir y hasta cuándo.
-Tiene unas necesidades de sueño que no cumple.

Partiendo de todo esto, hay que tener en consideración que tanto los padres como el propio pediatra deberán tener en cuenta una serie de aspectos para poder llegar a afirmar que el menor tiene somnolencia excesiva. En concreto, nos estamos refiriendo a que se pase la mayor parte del día cansado, a que haya que despertarlo por la mañana varias veces y de manera insistente, que necesita dormir siesta sí o sí, que se duerma en clase, que su rendimiento escolar no sea el adecuado…

A lo que provoca sueño también se lo califica como somnoliento. Una película que dura tres horas y que carece de acción, suspenso o drama y que, por lo tanto, resulta muy aburrida, puede ser señalada como somnolienta. Lo mismo podría decirse de un profesor que habla con tono monocorde y sin pausa.

Las bebidas alcohólicas, ciertos fármacos y diversos trastornos de salud pueden provocar que un ser humano esté somnoliento. Este estado obliga a tomar recaudos para evitar problemas: una persona somnolienta, por citar un caso, no debe conducir ya que puede generar accidentes.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de somnoliento (https://definicion.de/somnoliento/)

Definiciones Relacionadas

Top