Definición de muñeca

Lo primero que tenemos que exponer acerca del término muñeca es que tiene un origen prerromano y está en relación además con el término euskera “muno”, que puede traducirse como “colina”.

Muñeca

El concepto de muñeca tiene dos grandes usos. Por un lado, se refiere a la región del cuerpo de una persona en la que se vincula el brazo con la mano. Por otra parte, se conoce como muñeca al juguete que imita la apariencia de una mujer.

En el primer caso, la muñeca es un conjunto de articulaciones que se encuentra en los miembros superiores del ser humano. Gracias a estas articulaciones, la persona puede realizar diversos movimientos de su mano. Por ejemplo: “Al caerse, el futbolista se fracturó la muñeca”, “Muchos tenistas utilizan una venda para proteger su muñeca”, “Esa pulsera es demasiado grande para mi muñeca”.

En concreto, podemos decir que se encuentra conformada fundamentalmente por ocho huesos, que reciben el nombre de carpianos, así como por los tendones, el ligamento, el nervio o el túnel del carpo.

Existen diversas enfermedades o traumatismos que pueden ocasionar daños de mayor o menor envergadura en la muñeca. En concreto, entre los más frecuentes se encuentran la artritis, la tendinitis, la osteoporosis y el conocido como síndrome del túnel del carpo.

Como juguete, la muñeca suele destinarse al entretenimiento de las niñas. Las muñecas pueden fabricarse con todo tipo de materiales, desde plástico hasta madera pasando por cerámica y papel: “Mi mamá me regaló una muñeca gigante”, “Cuando era chica, me fascinaban las muñecas”, “Hay gente que decora su casa con esas muñecas rusas que se guardan unas dentro de otras”.

El origen de las muñecas es muy antiguo. En un principio, su fabricación era artesanal aunque, con el avance tecnológico, comenzaron a producirse muñecas en serie. Entre las muñecas más famosas del mundo se encuentran las Barbie, producidas por Mattel, cuyos primeros modelos aparecieron en 1959.

Dentro del conjunto de este tipo de juguetes, tenemos que exponer que han adquirido especial fama los llamados muñecos o muñecas reborn. Estos se identifican no sólo porque tienen una apariencia muy real de bebé sino también porque, de igual modo, lo es su tacto. Sin olvidar que además pueden realizar actividades de un recién nacido como llorar, orinar o respirar.

Un elevado precio son los que tienen aquellos muñecos, que se realizan de manera artesanal, y que se han convertido en juguetes para adultos. Así, incluso hay mujeres que los “utilizan” para poder suplir la ausencia de un hijo en sus vidas.

De manera coloquial, tenemos que añadir que el término que estamos analizando se utiliza como un apelativo cariñoso en el seno de una pareja. Así, por ejemplo, en diversas películas podemos observar cómo el protagonista masculino se dirige a su partenaire femenina de manera amorosa llamándola “muñeca”.

Cabe destacar, por otra parte, que en algunos países latinoamericanos se utiliza la frase “tener muñeca” para nombrar a la capacidad y ductilidad de una persona para alcanzar una meta: “El gobernador ha demostrado tener muñeca para acomodarse en un panorama político cambiante”, “Si tienes muñeca, podrás crecer muy rápido dentro de esta empresa”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de muñeca (https://definicion.de/muneca/)