Definición de negocios internacionales

Negocio procede del latín negotĭum, un vocablo compuesto por nec y otium que puede traducirse como “lo que no es ocio”. El término, por lo tanto, permite hacer referencia al trabajo u ocupación que se lleva a cabo con fines lucrativos.

Negocios internacionales

El adjetivo internacional, por otra parte, está vinculado a aquello perteneciente o relativo a dos o más países, a una nación distinta de la propia o que ha trascendido las fronteras nacionales.

Los negocios internacionales, en definitiva, abarcan a las actividades comerciales que se desarrollan en más de un país. El concepto incluye las transacciones gubernamentales y las transacciones privadas. Por ejemplo: “Nuestra empresa está abocada a los negocios internacionales: ya tenemos presencia en cinco países”, “El tipo de cambio actual favorece los negocios internacionales”, “Quisiéramos participar de negocios internacionales, pero nuestra estructura no lo permite”.

En concreto, podemos establecer que cuando hablamos de negocios internacionales estamos haciendo referencia tanto a importaciones como a exportaciones, sin olvidarnos tampoco de las financiaciones y de las inversiones.

Ámbitos todos ellos que para poder llevarse a cabo y con éxito requieren que exista apoyo financiero y competitividad, entre otros factores.

Existen diversas leyes y regulaciones que se encargan de establecer las condiciones y formas para el intercambio internacional de bienes y servicios. Estas normativas establecen cómo puede concretarse el ingreso de los productos o capitales.

En los últimos años, debido a la crisis económica mundial, se ha determinado por expertos que muchas empresas si desean sobrevivir a la debacle es necesario y fundamental que apuesten por los negocios internacionales. Es decir, por establecer acuerdos con compañías extranjeras y por sacar sus productos fuera del país, para así aumentar sus ventas y su cartera de clientes.

Y es que dichos negocios se determina que traen consigo numerosos beneficios para las entidades que los llevan a cabo. En concreto, estos son algunos de los más significativos:
• Se consigue que aquellas mejoren su imagen y su marca sea mucho más conocida.
• Da la posibilidad de desarrollar una gran variedad de economías de escala.
• La empresa que apuesta por acometer los negocios internacionales verá cómo consigue obtener un mejor posicionamiento dentro de su sector y con respecto a sus competidoras.
• Aquella verá cómo se produce la creación de nuevos segmentos.
• Se produce un importante revulsivo y crecimiento en lo que respecta al intercambio de mercancías o productos.
• Las entidades además lo que conseguirán es que sus clientes locales les otorguen más credibilidad, profesionalidad y confianza. Eso supondrá, por tanto, que se produzca una mejora notable en las relaciones entre ambas partes.

Quienes participan en negocios internacionales también deben tener en cuenta ciertos factores culturales y sociales que, si bien no están escritos, pueden resultar tan relevantes como las leyes a la hora del éxito de la operación. En Japón, es muy importante mantener un vínculo personal antes de concretar un negocio, algo que no suele ser necesario en Estados Unidos o Europa.

En cuanto a otros factores más concretos vinculados al éxito de los negocios internacionales, se encuentran la competitividad y la eficiencia.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de negocios internacionales (https://definicion.de/negocios-internacionales/)