Definición de obelisco

Un obelisco es un pilar de gran altura que dispone de cuatro caras idénticas. La estructura finaliza en una punta de forma piramidal.

Obelisco

El término proviene del vocablo latino obeliscus, que a su vez deriva del griego obelískos. Los obeliscos son monumentos de piedra que se instalan en espacios públicos, por lo general para conmemorar algún acontecimiento.

Se estima que los primeros obeliscos surgieron dos milenios y medio antes de Cristo. Aquellos objetos eran monolitos tallados de un único bloque de piedra. En el Antiguo Egipto, por ejemplo, solían fabricarse con granito de las canteras de Asuán y se los ubicaba en el ingreso a los templos, de a pares.

Había obeliscos en los templos de Luxor y de Karnak, por mencionar dos casos. Varios de los obeliscos egipcios, con el correr de los años, fueron trasladados a otros países. En Roma (Italia) puede apreciarse el Obelisco de Letrán, procedente del templo de Amón en Karnak, mientras que un obelisco de Luxor se encuentra actualmente en una plaza de París (Francia).

Los romanos también construyeron varios obeliscos. En la localidad francesa de Arlés se puede ver uno cuyos orígenes se remontan al siglo IV.

Es importante destacar que, en los siglos más recientes, también se han desarrollado obeliscos que adquirieron una gran relevancia. El Monumento a Washington, inaugurado en 1888 en homenaje al primer presidente estadounidense (George Washington), supo ser la estructura más alta del planeta. En Argentina, uno de los monumentos más famosos es el Obelisco de Buenos Aires, levantado en 1936 para recordar los cuatrocientos años de la primera fundación de la ciudad.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de obelisco (https://definicion.de/obelisco/)

Buscar otra definición