Definición de ocre

El concepto de ocre cuenta con varias acepciones. Su antecedente etimológico inmediato es el vocablo latino ochra, derivado del griego ṓchra, que a su vez procede de ōchrós (término traducible como “amarillo”).

Ocre

En el terreno de la geología, se llama ocre al mineral terroso de tonalidad amarilla. La noción suele aludir específicamente al mineral de óxido de hierro hidratado, que generalmente aparece mezclado con arcilla.

Los ocres pueden hallarse en el suelo o incluso en aguas subterráneas. Presentan buena resistencia a la humedad y a la luz y se caracterizan por su estabilidad, propiedades que hacen que suelan utilizarse como pigmentos.

Es habitual que los ocres se consigan a través de la minería a cielo abierto. Cuando el mineral ya está a disposición, se lo lava y luego se lo muele. El polvo resultante se utiliza como pigmento desde la prehistoria, tanto para el desarrollo de pinturas artísticas como para la pintura corporal.

Para alterar la apariencia del ocre es posible mezclar el material con otros pigmentos. Además se lo puede tostar.

Ocre, por otra parte, es el nombre que reciben los tonos amarillos oscuros. Puede tratarse de un amarillo pardusco o de un naranja amarillento, entre otras variedades de la gama.

En Italia, por último, existe un pueblo en la provincia de L’Aquila que lleva el nombre de Ocre. En esta pequeña localidad de la región de Abruzos viven unas 1.000 personas. Una de sus construcciones más importantes es el Castello di Ocre, una fortificación edificada en la Edad Media que actualmente está en ruinas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de ocre (https://definicion.de/ocre/)

Buscar otra definición