Definición de octágono

Establecer el origen etimológico del término octágono, nos lleva a dejar patente que deriva del griego. En concreto, emana de la suma de dos vocablos de dicha lengua que dan como resultado el significado “cuerpo geométrico que tiene ocho ángulos”:
• “okto”, que puede traducirse como “ocho”.
• “Gono”, que es sinónimo de “ángulo”.

Octágono

El término griego derivó en el latín octagōnos, que llegó a nuestra lengua como octágono u octógono. Ambas versiones son aceptadas por el diccionario de la Real Academia Española (RAE), que refiere su significado como un polígono que tiene 8 lados y, por lo tanto, 8 ángulos.

Al sumar los ángulos interiores de una de estas figuras geométricas, el resultado será 6 pi radianes o 1080º. Es importante destacar, de todas maneras, que podemos distinguir entre distintas clases de octágonos.

El octágono regular es aquel cuyos 8 lados y ángulos resultan iguales. Esto quiere decir que la unión de cada lado forma un ángulo que mide 135º: si ya mencionamos que la suma de los ángulos internos de un octágono siempre da 1080º y en el caso de los octágonos regulares todos los ángulos son iguales, sólo debemos dividir 1080º entre 8 ángulos para saber cuánto mide un ángulo.

En un sentido similar, resulta sencillo calcular el perímetro de un octágono regular. Sólo debemos conocer la longitud de uno de los lados y luego multiplicarla por 8, ya que todos los lados son iguales y el perímetro es la suma de las longitudes de dichos lados.

En los octágonos irregulares, que tienen lados de diferente longitud, estás propiedades no se cumplen.

No podemos pasar por alto que también existe lo que se conoce como octágono energético. Este es un término que se emplea dentro del ámbito de los astros, del esoterismo, de la videncia…Con él se hace referencia a un símbolo de ocho lados que se considera que es una herramienta estupenda para poder atraer la buena energía y la positividad. Tanto es así que se cree que mediante este las células del cuerpo se recuperan, se renuevan y eso da como resultado que desaparezcan dolores y enfermedades de todo tipo.

Asimismo se dice que aquel es fruto de la suma de tres octágonos de diferentes tamaños: el chico, que es el que está en relación tanto con el amor terrenal como con el divino; el mediano, que se refiere al espíritu y al amor incondicional; y el grande, que viene a ser la mezcla de transmutación, sanación y amor sin condiciones.

Mediante la unión de esos tres elementos se consigue darle forma al citado octágono energético que, además de lo expuesto, se considera que combate los casos de impotencia, pone fin al estrés, limpia el aura de la persona en cuestión, mejora la energía y evita que se produzca la llegada de fuerzas negativas.

Se conoce como octágono, por último, al ring donde se desarrollan ciertos combates de artes marciales mixtas. Como es fácil de suponer, dicho nombre obedece a la forma del escenario que alberga las peleas. Por ejemplo: “El luchador brasileño sólo duró un minuto en el octágono antes de resultar noqueado por su oponente”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2012. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de octágono (https://definicion.de/octagono/)