Definición de ordenador

Ordenador es un concepto con origen en el latín ordinātor. Como adjetivo, el término refiere a aquel que ordena. Por ejemplo: “El ordenador del tráfico de esta calle es un incompetente: los coches apenas pueden avanzar”, “Pídele al ordenador del archivo que te busque la carpeta 384”. En un sentido similar, el ordenador es el jefe de una oficina o de una ordenación de pagos.

Ordenador

En España, la noción de ordenador se utiliza como sinónimo de computadora o computador. Se trata de la máquina electrónica que facilita el procesamiento de datos: “Mi padre me ha regalado un ordenador nuevo para que pueda estudiar con más herramientas”, “Tenemos que llamar al servicio técnico: tres ordenadores han dejado de funcionar”, “Quiero comprar un juego de baloncesto para el ordenador”.

Actualmente podemos decir que básicamente existen dos grandes tipos de ordenadores a nivel usuario: los de sobremesa y los portátiles.

Los citados en primer lugar se identifican porque se encuentran ubicados en un lugar concreto de cualquier estancia, de donde no se mueven; disponen de una torre donde se halla el hardware y el software, cuentan con una pantalla individual e incorporan diversos periféricos tales como un teclado o un ratón. A todo ello habría que añadir que cuentan con ventajas tales como: mayor capacidad de almacenamiento, ofrecen un estupendo binomio entre prestaciones y precio, brindan edición de audio o vídeo en gran calidad y son la mejor opción para disfrutar de los videojuegos.

Los segundos, los ordenadores portátiles, como su propio nombre indican, tienen como principal beneficio el que cuentan con un peso y un tamaño menores que los anteriores y que además pueden llevarse de un lugar para otro con absoluta comodidad. Asimismo hay que destacar que pueden funcionar sin necesidad de estar conectados a la red eléctrica porque disponen de baterías, que ofrecen una gran variedad de diseños y colores, que pueden encontrarse en multitud de tamaños y que son la mejor opción para las personas que, por su trabajo, tienen que viajar constantemente.

Teniendo en cuenta todo ese conjunto de características, lo que podríamos decir es que los ordenadores de sobremesa son la mejor alternativa para quienes buscan un equipo potente mientras que los portátiles son los preferidos de quienes desean llevar siempre consigo un dispositivo de este tipo para trabajar o para divertirse.

Los ordenadores están formados por diversos componentes y circuitos que ejecutan numerosas secuencias o rutinas de instrucciones que son indicadas por el usuario. Se denomina programación al proceso que consiste en la sistematización de dichas secuencias en función de aplicaciones prácticas y determinadas.

Los usuarios interactúan con el ordenador a través de programas informáticos (el software), que se encargan de aportar datos específicos para el procesamiento de datos. La información puede ser utilizada por el ordenador a nivel interno, o ser transferida a otro ordenador o dispositivo electrónico.

La arquitectura de los ordenadores personales está compuesta por una unidad lógica y aritmética (denominada como ALU por su sigla en inglés), una unidad de control, una memoria (que almacena la información en unidades conocidas como bit) y los dispositivos de entrada y salida.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de ordenador (https://definicion.de/ordenador/)