Definición de

Paisaje cultural

Paisaje cultural es un concepto que hace referencia a los efectos, tanto concretos como simbólicos, de la actividad humana en un medio natural específico. Se trata de un espacio que una cultura percibe de una forma particular a partir de su propio desarrollo material e intangible.

El accionar de las personas, en este marco, produce un valor agregado en el territorio. Estos procesos, a su vez, convierten al paisaje cultural en un soporte que brinda sostén a la identidad del grupo.

Qhapaq Ñan

Puentes históricos; caminos y rutas antiguas; y murallas y fortificaciones pueden forman parte de un paisaje cultural.

El valor de un paisaje cultural

El valor de un paisaje cultural se sustenta en dos cuestiones: las características dadas por la naturaleza y el despliegue de elementos de una cultura. Se constituye, por lo tanto, como un acervo que incluye riquezas naturales y testimonios artísticos, religiosos y/o históricos.

Lo habitual es que la gente tenga un marcado sentido de pertenencia al paisaje cultural. Dicho hábitat influye positivamente en la vida de la comunidad y se registra una interacción sociedad-naturaleza que resulta armoniosa.

Los componentes

Los componentes de un paisaje cultural son varios. Es importante indicar que los seres humanos que habitan en el territorio natural en cuestión también son considerados como parte de dicho paisaje.

A las personas –con sus tradiciones, costumbres y rituales– y el espacio hay que sumarles la infraestructura. Esta noción abarca desde la arquitectura característica de la zona hasta las vías de comunicación. El paisaje cultural incluye todas las consecuencias de la transformación realizada por el hombre para obtener distintos beneficios (por ejemplo, la puesta en marcha de sistemas de producción que modifican de alguna manera el área, como ocurre con las terrazas de cultivo).

Organización del territorio

La ordenación del territorio es necesaria para que proteger el patrimonio arquitectónico y el patrimonio intangible de un paisaje cultural.

Paisaje cultural según la Unesco

Según la Unesco, un paisaje cultural es un producto que combina lo natural con la intervención humana. En concreto, el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco indica que estos paisajes son bienes culturales que pueden categorizarse de tres modos.

Hay paisajes culturales que fueron creados de forma intencional por las personas. Otros son el resultado de una evolución orgánica, mientras que la tercera clasificación alude al fruto de una asociación entre el territorio natural y la cultura, el arte o la religión.

Estas definiciones permiten inferir que los paisajes culturales pueden ser paisajes rurales, paisajes urbanos, paisajes históricos, paisajes industriales o de otra clase, siempre que se cumplan las condiciones ya mencionadas.

Para proteger la integridad de los paisajes culturales, la Unesco apela a la denominación de Patrimonio de la Humanidad con el objetivo de salvaguardar los espacios más relevantes. Así se establecen zonas de conservación para la preservación del paisaje.

La adecuada gestión del patrimonio y la planificación territorial teniendo en cuenta las particularidades de cada caso son necesarias para minimizar el impacto humano en el paisaje. La idea es impulsar un desarrollo sostenible, que no atente con estos bienes culturales.

Desarrollo histórico de la noción

El desarrollo histórico de la noción de paisaje se remonta a comienzos del siglo XX, al menos en términos académicos. Se atribuye este uso formal por primera vez al geógrafo alemán Otto Schlütter (1872-1959)

Schlütter distinguió entre dos tipos de paisajes: el paisaje original (preexistente a las modificaciones más notorias que introduce el ser humano) y el paisaje cultural (que se desarrolla a partir de la cultura). Para este especialista, la geografía debía analizar los cambios que se suscitaban en ambos.

Antes de esta introducción del concepto en el ámbito académico, la idea de paisaje cultural empezó a forjarse en el arte. Los expertos ubican su origen en la pintura del paisaje que diversas corrientes europeas comenzaron a llevar a cabo en torno al siglo XVI, integrando las figuras humanas a entornos específicos y vastos.

Con el tiempo, el estadounidense Carl Sauer (1889-1975) se erigió como uno de los principales impulsores del concepto. Este geógrafo norteamericano postuló que los paisajes culturales surgen a partir del modelado de un espacio natural realizado por una cultura.

Antigua Grecia

La restauración del paisaje cultural permite salvaguardar la memoria colectiva de un pueblo.

Diferencias entre el paisaje cultural y el paisaje natural

Las diferencias entre el paisaje cultural y el paisaje natural son fáciles de advertir. En el paisaje cultural hay una intervención del ser humano que introduce cambios evidentes en el entorno, mientras que en el paisaje natural las características visibles son el resultado de variables geológicas y climatológicas.

Hoy en día, los paisajes naturales son cada vez más infrecuentes. El desarrollo urbano y el crecimiento poblacional hacen que los territorios vírgenes sean muy escasos. Por lo general, se ubican en regiones con condiciones hostiles para las personas o de acceso complicado.

Más allá de esta cuestión, se suele mencionar como paisaje natural al espacio donde la influencia del hombre es acotada, aunque no nula. Esto amplía el alcance de la denominación.

Algunos ejemplos

Qhapaq Ñan es un ejemplo de paisaje cultural. Así se denomina en quechua a la extensa red de caminos que desarrollaron los incas, uniendo las ciudades más destacadas de la zona costera con aquellas ubicadas en las sierras.

Esta red vial llegó a tener más de 30.000 kilómetros de extensión, con todos los caminos conectados a la capital del Imperio (Tahuantinsuyo). El Qhapaq Ñan, que se encuentra protegido como Patrimonio de la Humanidad, atravesaba partes de Perú, Ecuador, Colombia, Chile, Bolivia y Argentina y hoy puede apreciarse a través de distintos rastros.

Otro ejemplo de paisaje cultural es La Serena, en la comunidad autónoma de Extremadura (España). Se la considera como una comarca geográfica e histórica compuesta por 19 municipios de la provincia de Badajoz, donde hay pinturas rupestres y yacimientos arqueológicos en zonas de dehesas, estepas, humedales y bosques.

Cómo citar este artículo Julián Pérez PortoPublicado por Julián Pérez Porto, el 14 de junio de 2023. Paisaje cultural - Qué es, ejemplos, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/paisaje-cultural/
Buscar otra definición
x