Definición de PLC

La sigla PLC tiene varios usos. El más habitual se vincula a la expresión inglesa programmable logic controller, que puede traducirse como controlador lógico programable.

Así se denomina al dispositivo que permite la automatización de un proceso electromecánico. Se trata de una computadora que se encarga de controlar el funcionamiento de las máquinas empleadas en la producción o en el montaje.

Un PLC puede trabajar con amplios rangos de temperatura, es resistente a los impactos y a las vibraciones y puede gestionar una gran cantidad de señales de salida y de entrada de manera simultánea. Los primeros modelos surgieron a fines de los años ’60.

En la actualidad un PLC dispone de capacidades similares a las que tienen las computadoras de escritorio. Pueden controlar diversos procesos y movimientos y las comunicaciones por red, por ejemplo.

La CPU, sigla en inglés que refiere a la unidad central de procesamiento, es el componente esencial del PLC. Se encuentra integrada por el procesador que ejecuta el programa y por la memoria que contiene dicho programa. El PLC también dispone de las interfaces de entrada (que reciben señales que proceden de llaves, botones, etc.) y de salida (para controlar válvulas, motores y otros actuadores).

El PLC, en definitiva, es una computadora especial que se usa a nivel industrial para el procesamiento de los datos de las máquinas. Gracias a estos elementos, se pueden controlar automáticamente todo tipo de procesos industriales.

PLC, por último, puede hacer mención a las comunicaciones mediante línea de potencia (power line communications); a la fosfolipasa C; al Partido Liberal de Cuba; al Partido Liberal de Canadá; o al Partido Liberal Constitucionalista.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de PLC (https://definicion.de/plc/)

Buscar otra definición