Definición de plomo

Plomo (del latín plumbum) es el elemento químico de número atómico 82, cuyo símbolo es Pb. Se trata de un metal que se encuentra en la cerusita, la anglesita y la galena, pero que resulta escaso en la corteza terrestre.

Plomo

El plomo es blando, maleable y resistente a la corrosión. Está entre los metales pesados, es dúctil y se funde a bajas temperaturas. Entre los diversos usos del plomo, se encuentra la fabricación de canalizaciones y blindajes, además de diversas utilizaciones en la industria armamentística y química.

Existen muchos tipos de plomo, entre los que se encuentra, por ejemplo, el llamado plomo corto que es aquel que está mezclado con arsénico. El resultado es un producto que se emplea en lo que es la elaboración de perdigones.

Asimismo está el conocido como plomo rico, que es aquel que cuenta con unos importantes niveles de plata, y el plomo pobre, que tiene unos índices muy bajos de aquella.

Es importante tener en cuenta que el plomo es tóxico. El envenenamiento producido por este metal se conoce como plumbosis o saturnismo. Cuando el plomo ingresa al cuerpo a través del agua ingerida, se habla de saturnismo hídrico.

El saturnismo produce anemia, altera el transporte de oxígeno, provoca daños neurológicos en el cerebro, genera alucinaciones y confiere agresividad al enfermo por los cambios metabólicos. El compositor y pianista Ludwig van Beethoven y el pintor Caravaggio sufrieron esta enfermedad.

Entre las fuentes intoxicantes con plomo, se encuentran ciertas pinturas, las emanaciones tóxicas de fábricas o vehículos, las cañerías con soldaduras de plomo y las latas de conservas selladas con plomo.

Además de todo lo expuesto, tenemos que subrayar que precisamente uno de los cuentos infantiles más importantes de la literatura universal de todos los tiempos incluye en su título el término que nos ocupa. Nos estamos refiriendo a “El soldadito de plomo”, que fue realizado en el año 1838 por el autor Hans Christian Andersen, creador también de otros importantes relatos tales como “Las zapatillas rojas”, “El patito feo” o “El traje nuevo del emperador”.

En este cuento, en concreto, se cuenta la historia de un pequeño soldado de plomo que se encuentra mutilado. Aquel se enamorará perdidamente de una bailarina y eso le llevará a sufrir distintas tragedias hasta que al final pueda unirse por siempre con ella.

En el lenguaje coloquial, la noción de plomo se utiliza para nombrar a la bala del arma de fuego y a la persona o cosa que resulta pesada y molesta. Por ejemplo: “Encontraron al carnicero con tres plomos en la cabeza”, “Lautaro es un plomo, siempre está hablando de fútbol”, “La verdad que este trabajo es un plomo, pero necesito el dinero”.

Asimismo no podemos obviar, la existencia de una serie de expresiones coloquiales que hacen uso de la palabra que estamos analizando. Una de aquellas es la locución verbal “caer a plomo”, que se utiliza para referirse a que algo o alguien ha caído con todo el peso de lo que es su cuerpo. Un ejemplo: “El obrero cayó a plomo desde el andamio en el que está subido”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2010. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de plomo (https://definicion.de/plomo/)