Definición de prêt-à-porter

La expresión prêt-à-porter pertenece a la lengua francesa, aunque también se emplea en nuestro idioma para aludir a la ropa producida en serie y lista para llevar. Esto quiere decir que las prendas prêt-à-porter no son personalizadas ni exclusivas.

Prêt-à-porter

También vinculada a la frase inglesa ready to wear, la noción de prêt-à-porter es atribuida a Pierre Cardin. Comenzó a utilizarse en 1950 con la intención de favorecer una democratización en el acceso a la moda.

Las claves del prêt-à-porter son la utilización de materiales económicos (al menos en comparación a los que se emplean en la alta costura) y la fabricación industrial. Los creadores de prêt-à-porter trabajan con talles estandarizados.

En el prêt-à-porter, en definitiva, los diseños no son únicos. Se producen múltiples prendas y los mismos modelos se ofrecen en diferentes talles o tallas, ya que se crean de forma masiva. Gracias a estas características, quienes no pertenecen a la clase alta de la sociedad también pueden comprar y lucir estos productos, ya que no necesitan acudir a un modista.

Es interesante señalar que, en los años ’50, muchos diseñadores se opusieron al desarrollo de prêt-à-porter. Los referentes de la haute couture (alta costura) defendían el trabajo artesanal y las prendas personalizadas creadas por encargo, exactamente lo opuesto a lo postulado por el prêt-à-porter.

Las colecciones de prêt-à-porter posibilitan que las personas puedan conseguir nuevos diseños y prendas a tono con las últimas tendencias en numerosas tiendas. Así se cumple el objetivo de llevar la moda a una mayor cantidad de sectores, sin depender únicamente de los más acaudalados.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de prêt-à-porter (https://definicion.de/pret-a-porter/)

Buscar otra definición