Definición de prófugo

En el latín es donde encontramos el origen etimológico del término “prófugo” que ahora nos ocupa. En concreto, deriva de “profugus”, que puede traducirse como “el que huye de la justicia”. Se trata de una palabra latina que es fruto de la suma de dos partes diferenciadas:
-El prefijo “pro-”, que equivale a “hacia delante”.
-El verbo “fugare”, que es sinónimo de “huir”.

Prófugo

El concepto se utiliza para nombrar al sujeto que está escapando o huyendo y, de esta forma, evita cumplir con alguna obligación de carácter legal.

Por ejemplo: “El juez ya dictó la orden de captura contra el ex funcionario, quien sigue prófugo”, “Tres hombres permanecen prófugos tras el atentado contra la embajada”, “El asesino de la joven estuvo prófugo cinco meses antes de ser atrapado por la policía”.

Prófugo puede emplearse como sinónimo de fugitivo. Si una autoridad exige que una persona se presente ante un organismo y el individuo no acude al llamado, se lo considerará como prófugo. De acuerdo a la situación en cuestión, se podrán prever diferentes castigos contra el sujeto y se lo podrá llevar ante el organismo por la fuerza.

Un tribunal puede requerir que un hombre acuda a un juzgado para prestar declaración. Los magistrados pretenden determinar si el individuo fue testigo de un crimen o si tuvo alguna participación en el mismo. El hombre, sin embargo, nunca se presenta ante el tribunal. De esta manera, después de varias convocatorias no respondidas, los jueces consideran que la persona está prófuga y ordenan a la policía que actúe para encontrar al individuo.

Es importante tener en cuenta que la conducta del prófugo constituye un delito. Lo que hace el prófugo es desobedecer una ley, desarrollando una acción específica para no cumplirla.

El mundo de la literatura, la televisión o el cine están llenos de historias sobre prófugos de ficción. Este sería el caso, por ejemplo, de la película “El fugitivo”, protagonizada por Harrison Ford, que gira en torno a un respetable doctor que es acusado de la muerte de su mujer. Todas las pistas establecen que es el culpable, y aunque lo niega tajantemente, el juez le acaba condenando a la pena capital. Sin embargo, encuentra la manera perfecta de poder demostrar su inocencia cuando, por un accidente, consigue escapar de la cárcel y aprovecha su tiempo para encontrar al verdadero culpable, al tiempo que tiene que evitar ser atrapado.

A lo largo de la historia han existido muchos prófugos reales, entre los que se encuentran los siguientes:
-El famoso mafioso Al Capone.
-Osama Bin Laden, que estuvo buscado durante años hasta que finalmente murió en su escondite a manos del ejército estadounidense.
-Los conocidos ladrones de bancos Bonnie y Clyde, que fueron buscados por la justicia hasta que la policía consiguió dar con su paradero y los acabó matando en el año 1934.
-El asesino de Abraham Lincoln, que estuvo prófugo durante doce días hasta que fue abatido.

En los países que disponen de un servicio militar obligatorio, si un sujeto escapa del reclutamiento se convertirá en prófugo. Por lo tanto, podrá ser castigado de acuerdo a lo establecido por la ley.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2013. Actualizado: 2015.
Definicion.de: Definición de prófugo (https://definicion.de/profugo/)