Definición de proletariado

En el latín es donde se encuentra el origen etimológico del término que ahora nos ocupa. En concreto, se establece que proletariado procede de “proletarius”, que puede traducirse como “lo que pertenece a los hijos”.

Proletariado

La clase social formada por los proletarios se conoce como proletariado. Los proletarios son los obreros, aquellos trabajadores manuales que reciben una remuneración por su trabajo.

Por ejemplo: “Quiero llegar a la presidencia para defender los intereses del proletariado”, “Un sociólogo norteamericano sorprendió al mundo académico con un polémico ensayo sobre la situación actual del proletariado”, “No importa quiénes gobiernen, el proletariado siempre será discriminado”.

En el sistema capitalista, el proletariado es la clase social más baja. Estos trabajadores no disponen de los medios de producción, por lo que se ven forzados a vender su fuerza de trabajo a la burguesía. En otras palabras, el proletariado es un empleado del burgués quien, como empleador, le paga un salario por su trabajo.

Karl Marx acuñó esta noción de proletariado para oponer la clase obrera a la clase burguesa. El término, de todas formas, tuvo su origen en la Antigua Roma. Allí, los proletarios eran los ciudadanos de la clase social más baja y no tenían ninguna propiedad. El Estado sólo consideraba a estas personas para generar proles (sus hijos), que pasaban a formar de los ejércitos del imperio.

En el siglo XIX, con la llegada de la Revolución Industrial, se produjo un importante impulso a los proletarios, que tomaron mayor protagonismo en la sociedad debido a que su mano de obra era fundamental para que las empresas pudieran salir a flote.

Eso provocó que el proletariado se encontrara explotado, para poder obtener el mayor número de beneficios para el empresario. De ahí que aquel conjunto de obreros se identificara por tener las siguientes señas de identidad:
• Vivían en las ciudades y numerosos de aquellos habían dejado sus hogares en el campo y sus trabajos agrícolas o ganaderos para pasar a formar parte de las industrias.
• Se encontraban sometidos a pésimas condiciones laborales, tanto en cuanto a higiene como a duras y largas jornadas laborales. Todo sin olvidar tampoco la inseguridad de empleo que poseían en todo momento.
• Estaban alienados y su desesperanza hizo que muchos de ellos no sólo enfermaran sino también que intentaran ahogar sus penas en el alcohol.

Además de todo ello, hay que saber que en aquel momento el proletariado se encontraba conformado por trabajadores cualificados, por otros empleados que no tenían ni experiencia ni cualificación así como por las mujeres y los niños. Estos dos tipos de ciudadanos eran los que peores condiciones laborales tenían, de ahí que se colocarán como el escalón más bajo dentro del proletariado.

Para el marxismo, proletarios y burgueses tienen intereses antagónicos. El proletariado siempre pretende que los sueldos suban, mientras que los burgueses quieren que se mantengan lo más bajo posible para maximizar sus ganancias.

Marx sostenía que el único camino posible del proletariado para cortar la subordinación a la burguesía es la toma de conciencia de su situación para lograr la revolución y erradicar la dominación capitalista.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de proletariado (https://definicion.de/proletariado/)
Top