Definición de saque

Saque es el acto de sacar. Este verbo puede referirse a quitar algo o ubicarlo afuera. La acción que se lleva a cabo para comenzar o retomar un cierto juego también se conoce como sacar.

Saque

Un saque, por lo tanto, puede ser el movimiento que se ejecuta para dar comienzo o para reanudar una competencia deportiva. Por ejemplo: “La pelota fue impulsada por el delantero: por lo tanto, es saque de arco para el equipo local”, “El tenista alemán consiguió ubicarse en lo más alto del ranking mundial gracias a la increíble potencia de su saque”, “El segundo gol llegó tras un saque de esquina del conjunto visitante”.

En el fútbol, es posible reconocer diferentes saques. Todos los partidos comienzan con un saque del medio: es decir, jugando la pelota desde la mitad de la cancha. Después de cada gol y al comienzo del segundo tiempo o de un tiempo suplementario, también se ejecuta un saque del medio.

El saque de arco, saque de meta o saque de puerta favorece a un equipo X cuando su rival impulsa la pelota detrás de la línea de fondo. Si un jugador lanza la pelota detrás de su propia línea de fondo, la jugada deriva en un saque de esquina (o córner) para el rival.

El citado saque de esquina también recibe el nombre de tiro de esquina o puntapié de rincón y tiene tres modalidades diferentes:
-El saque largo, que consiste en que el jugador que lo tire lo lance dentro del área para que uno de sus compañeros pueda rematar de cabeza y meter gol. Este sería uno de los lanzamientos a balón parado en los que está especializado el Real Madrid, con el que consigue muchos goles gracias, por ejemplo, a rematadores como Sergio Ramos.
-El saque corto, que se lleva a cabo cuando el jugador en cuestión se lo pasa a un compañero que se ha situado cerca, concretamente a menos de 9,15 metros.
-El gol olímpico, que consiste en meter directamente un gol desde esa posición del banderín, sin que ningún otro jugador toque el balón. Para eso hay que llevar a cabo un tiro preciso y con la curvatura exacta. Entre los tantos de este tipo más famosos se encuentra el que metió el futbolista argentino Diego Armando Maradona el 24 de febrero de 1985 cuando militaba en las filas del Napóles. Consiguió realizarlo en un partido ante el Lazio, en el que metió tres goles, uno de ellos ese citado olímpico.

El saque lateral o saque de banda, por otra parte, se genera cuando el balón se pierde por una de las líneas laterales; en este caso, el saque se ejecuta con las manos.

En el caso del pádel, por ejemplo, son también varios los tipos de saques que existen tales como el cortado, que es cuando la bola lleva lo que es un efecto de dentro hacia fuera, o el plano, que es el más usado porque requiere tener menos técnica.

En el ámbito del tenis, el saque es la jugada que marca el inicio de cada punto. El jugador arroja la pelota hacia arriba y luego la impacta con su raqueta. Gracias a esta posibilidad, aquel que dispone del saque suele contar con mayores probabilidades de ganar el punto en cuestión. Algo similar ocurre en el voleibol.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de saque (https://definicion.de/saque/)